Martes 17.10.2017
Actualizado hace 10min.

Apple y el FBI en conflicto por el atacante de San Bernardino

Apple se niega a otorgar al FBI el acceso a los datos del iPhone del atacante de San Bernardino

COMPARTÍ ESTA NOTA

No es la primera vez que Apple le niega un pedido de información de datos personales al FBI. Aunque en esta oportunidad, estamos frente a una investigación relacionada al terrorismo, lo cual ya sabemos qué significa para Estados Unidos.

El CEO de Apple, Tim Cook, ha publicado una carta abierta a los clientes de Apple anunciando que la empresa se opondrá a la orden de un juez Federal de EE.UU. para ayudar al FBI con los datos de acceso en un iPhone 5c, utilizado por el tirador llamado “Syed Farook” en la masacre de San Bernandino.

Cook comienza la carta señalando que los teléfonos inteligentes se han convertido en una parte esencial de la vida de las personas y que muchas almacenan conversaciones privadas, fotos, música, notas, calendario, información financiera (tarjetas de crédito) y de salud en sus dispositivos. El cifrado de los datos forma parte del cuidado de la privacidad de las personas.

También manifiesta que tanto Apple como sus empleados, estuvieron “conmocionados e indignados” por el ataque de San Bernardino y que la compañía ha cumplido con las citaciones y órdenes de registro válidos de los investigadores federales.

Sin embargo, el punto que desea destacar Cook es:

"Tenemos un gran respeto por los profesionales en el FBI, y creemos que sus intenciones son buenas. Hasta este punto, hemos hecho todo lo que esté a nuestro alcance y dentro de la ley para ayudarlos. Pero ahora el gobierno de EE.UU. nos ha pedido algo que simplemente no tenemos, y es algo que considero demasiado peligroso para crear. Nos han pedido construir una puerta trasera o “Backdoor” para el iPhone.

En concreto, el FBI quiere que hagamos una nueva versión del sistema operativo del iPhone, eludiendo varias características de seguridad importantes, e instalarlo en un iPhone recuperado durante la investigación. En las manos equivocadas, este software – que no existe hoy en día – tendría el potencial para desbloquear cualquier iPhone en posesión física de alguien."

Por otro lado, surgieron rumores que desde la Casa Blanca aclararon que el FBI no desea tal herramienta, sino que solamente está solicitando el acceso a ese determinado dispositivo involucrado en la investigación.

Lo cierto es que, aunque sea difícil de creer y así sea que se trate de uno o varios dispositivos, significaría romper con los más altos estándares de seguridad desarrollados por Apple.

Esta controversia parece no terminar y casi me animaría a decir que recién comienza.

¿Será Apple capaz de frenar al gobierno de los Estados Unidos en la búsqueda de justicia en lo que se refiere a actos de terrorismo?

Fuente: MarcianoPhone