Lunes 27.02.2017
Actualizado hace 10min.

Fin del ñoqui; fin del cepo; fin del subsidio...¿fin de las Pymes?

Hoy ciento de Decretos de necesidad y urgencia “corrigieron el rumbo equivocado”; pero el boom de inversiones productivas; la explosión de actividad económica; la lluvia de dólares NO SUCEDE… más bien todo lo contrario:  el FMI quiere controlar y condicionar pero NO PONE UN MANGO y augura depresión para 2016.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Mi nombre es Marcelo Mayorga y junto a mi socio desde hace 25 años  trajinamos el sinuoso camino de las pymes argentinas.

Desde nuestra empresa,  distribuidor oficial de telefonía marca Panasonic, brindamos servicios de venta, instalación y reparaciones telefónicas a empresas y particulares.

Desde hace poco tiempo soy lector de Mundo Empresarial, me sorprendió mucho un artículo sobre la gestión del Ministro Gelbard durante la presidencia de Perón 1973/1974.

Revolviendo papeles encontré la reedición que Tiempo Argentino hizo del Diario La Opinión durante la primavera camporista. En la página 13 de la edición del 28/05/1973  podemos leer un análisis del “Proyecto de política industrial y agraria con justicia social” que el gobierno de Cámpora enviaría al Congreso Nacional.

Entre múltiples propuestas se destacaban:  un proyecto de ley de promoción industrial para la pequeña y mediana empresa; un proyecto de ley de protección industrial frente a los productos importados que permita abastecer el mercado interno y exportar industria argentina; un proyecto de ley de control de traspaso de sociedades para frenar la extranjerización de empresas nacionales; y la frutilla de la torta: “un proyecto de ley de registro de agentes de intereses extranjeros que impida ejercer cargos púbicos a representantes o empleados de empresas extranjeras “.

En ese tiempo se consideraba incompatible esa situación. Entre aquello y el hoy un abismo ¿Verdad?

Leí por ahí que en los años 70 casi un tercio de las exportaciones era productos industriales ¿será verdad?, hoy en telefonía la mayoría del total es importado.

Durante la dictadura cívico militar de 1976-1982 se cuentan por miles las muertes y desapariciones de ciudadanos argentinos por razones políticas y también son cientos de miles de pequeñas y medianas empresas y los que allí trabajaban quienes fueron expulsados de la actividad económica. Sectores productivos enteros DESAPARECIERON PARA SIEMPRE  de la vida laboral y económica.

La justificación del genocidio aquel fue que “el extremismo político atentaba contra la existencia de la patria y que la corrupción y la injerencia del Estado asfixiaba a la economía”… Todos conocemos el resultado.

Cuatro décadas después otra vez la misma justificación:  que la Cámpora; que los ñoquis; que las cadenas nacionales de Cristina; que Milagro Sala… ¡todos chorros!; que el intervencionismo asfixiante de Kicillof; de Moreno y Cía… paralizaban “la economía”.

Hoy ciento de Decretos de necesidad y urgencia “corrigieron el rumbo equivocado”; pero el boom de inversiones productivas; la explosión de actividad económica; la lluvia de dólares NO SUCEDE… más bien todo lo contrario:  el FMI quiere controlar y condicionar pero NO PONE UN MANGO y augura depresión para 2016.

Quisiera consultar a cualquier argentino de buena voluntad lo siguiente:

Si los dueños de la tierra y los grandes exportadores dejaron de aportar al Estado 130 mil millones, si el cepo es invento funesto de “la bruja” no existe más, si estamos limpiando de ñoquis y corruptos el Estado, si estamos a punto de arreglar con el buen pibe de Griesa:

¿POR QUE CARAJO CUESTA TANTO VENDER HOY UNA CENTRAL TELEFÓNICA?

La cosa pinta pa´ pior.

En marzo los costos fijos de la empresa volarán muy alto. Mis empleados dicen que el sueldo de noviembre no alcanza hoy. – “Es el efecto vacaciones”, me dicen algunos amigos.  Pero resulta que durante 15 años siempre trabaje en mi rubro en diciembre, enero y febrero.

Remar en dulce de leche pastelero parece ser nuestro destino.

¿Será un aguacero pasajero?

¿ O será un tsunami ?