Viernes 23.06.2017
Actualizado hace 10min.

Industriales acusan a Miguel Braun y a Francisco Cabrera de favorecer a las empresas extranjeras

Frente a la decisión oficial de reducir drásticamente los aranceles para la importación de cubiertos de Brasil y China, las empresas nacionales culparon al Gobierno de favorecer a los productos extranjeros e ignorar los efectos de la resolución, que ya provocó el recorte de las horas extras. ¿Qué opinan los especialistas en dumping?

 
La Cámara Argentina de Fabricantes de Cubiertos durísima ante el ninguneo de la Secretaria de Comercio
COMPARTÍ ESTA NOTA

El presidente de la metalúrgica Dolci, Antonio Dolci, firma que fabrica los reconocidos cubiertos París desde hace sesenta años, denunció públicamente que la Secretaría de Comercio "nos dejó abandonados ante nuestros planteos. Un director del área de Miguel Braun nos dijo que solamente apelemos a nuestro ingenio y que no podrían hacer nada".

El sector cuenta con media docena de empresas y emplea en forma directa a seiscientas personas. "Lo fuimos a ver a Braun y nos dijo que teníamos que conversar con un director, algo así como bajarnos cinco escalones", criticó Dolci, con dureza.

Que no se corte

El ministro de la Producción, Francisco Cabrera, firmó la resolución 85/2016, que fue publicada el pasado 30 de marzo en el Boletín Oficial. Allí se dispone la extensión por cinco años de los aranceles compensatorios que la Argentina estableció desde 2009 para frenar las importaciones de cubiertos de China y Brasil. Pero a la vez se redujeron a una décima parte los porcentajes aplicados a cada uno de esos orígenes.

En el caso de la fábrica Tramontina, antes debía tributar 413% por encima del valor de cada importación y ahora sólo 11,36 por ciento.

"A Cabrera y a este Gobierno les preocupa que se favorezcan los importadores. Es una gran mentira que cuidan el empleo, es un descaro que lo digan", fustigó Dolci. El camino adoptado por los fabricantes es trabajar con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para determinar normas técnicas que controlen la calidad y que se exija el certificado de origen.

Contrabando de Tramontina

El ingreso a la Argentina de los famosos cuchillos brasileños Tramontina fue un verdadero asunto de Estado. En 2009, el ex presidente Lula da Silva llegó a amenazar a la ex mandataria Cristina Kirchner con llevar el caso a la Organización Mundial de Comercio (OMC) si el gobierno no reducía los elevados aranceles que había impuesto para frenar esas importaciones. En este momento, y a una semana de la resolución, las fábricas locales, de muy buena calidad, temen una invasión de Tramontina, que por su sola marca puede causar un desplazamiento en las compras.

"Estamos trabajando a destajo con el INTI para frenar importaciones, con un organismo que está compuesto por industrialistas, como no lo hay en Comercio, y acá el contrabando es tremendo. Al otro día de la resolución los hipermercados ya estaban vendiendo Tramontina".

"El nuevo Gobierno está muy preocupado por la macro, pero ignora la micro", dijo Roberto Nicoli, presidente de la entidad industrial. Tramontina ya se instaló en las góndolas locales. Desde Comercio dijeron a los industriales que "usen el ingenio" como única respuesta

Dumping una medidad diseñada para protejer a la industria o un arma de "doble filo"

    Consultado por Mundo Empresarial el economísta y especialista en Dumping Mariano Kestelboim opinó sobre está resolución y el impacto que tendría en las industrias nacionales.

Puntualmente sobre la reducción de los aranceles el economista afirmó "La fuerte reducción de los aranceles antidumping pone a la industria en una situación de mayor debilidad frente a las prácticas depredatorias de mercados aplicadas en el comercio mundial y potenciadas ante el estancamiento de grandes centros de consumo mundiales como el de la Unión Europea y Japón y la devaluación de las monedas de China y Brasil.La devaluación del yuan en 2015 (la primera en las dos últimas décadas respecto al dólar estadounidense), exacerba el comportamiento comercial agresivo de China, la mayor potencia exportadora mundial."

"Las devaluaciones de los mayores socios comerciales de Argentina implicó una reducción de costos internos de esas economías, expresadas en dólares. Se trata de movimientos deliberados de sus gobiernos que, en un cambio de tendencia y sin temor por las represalias de otros países, han decidido dar una señal inequívoca de fortalecer su política de posicionamiento dominante en el comercio internacional " agregó al respecto del rol de los estados y como modifican su competividad a favor de sus industrias.

Las importaciones de insumos industriales bajaron 8% en feb. No se trata de una nueva etapa de sustitución de importaciones precisamente...

— Mariano Kestelboim (@marianokestel) March 25, 2016

Mariano Kestelboim finalizó haciendo referencia a las medidas que está tomando el Ministerio de la Producción y su política de administración del comercio "frente a la escalada de los costos internos de los últimos años, la devaluación local no alcanza para enfrentar esa competencia internacional en condiciones desleales; por eso, la tendencia mundial, lejos de levantar o suavizar barreras de protección comercial, las vuelven más sólidas, a diferencia de lo que está ocurriendo en nuestro país que se presenta como una señal desalentadora para la actividad industrial"

Fuente: Diario BAE por Francisco Martirena Auber / Propia