Martes 30.05.2017
Actualizado hace 10min.

Efecto Ruidazo: la Cámara Federal no hizo lugar al Gobierno Nacional y el freno al tarifazo eléctrico sigue vigente

Un influyente columnista del diario Clarín da su versión sobre el hecho que desencadenó la mayor crisis en siete meses de gobierno. ¿Quién tomó la decisión? ¿Por qué se implementó tan mal? La preocupación de los empresarios por la falta de un plan. La cámara dejó firme el freno al tarifazo eléctrico a un día del ruidazo en todo el país.

 
El tarifazo generó fuertes protestas entre los usuarios
COMPARTÍ ESTA NOTA

ACTUALIZADO 15/7/2016 15:00hs

La Cámara Federal de La Plata no hizo lugar al pedido de suspensión de la medida para frenar el tarifazo de electricidad que pidió el Gobierno Nacional.

Por lo tanto deben retrotrer las tarifas al 1 de marzo en todo el país y devolver a los usuarios lo cobrado de más.

 

Historia secreta del tarifazo

Por Marcelo Bonelli

Mauricio Macri desoyó las sugerencias internas de reemplazar a Juan José Aranguren por una cuestión de fondo: la decisión de acelerar el ajuste de tarifas la tomó a fin de febrero el propio Presidente.

Al promediar el verano el ministro de Energía elevó una propuesta gradualista, que fue primero desechada por la Jefatura de Gabinete. Aranguren propuso un plan progresivo para recomponer el atrasado precio de los servicios. Incluía dos opciones: una recomposición más exigente de dos años y otra más laxa de tres años. La iniciativa se discutió, pero no superó el filtro de los auditores. Mario Quintana y Gustavo Lopetegui la rechazaron y propusieron un ajuste mas drástico.

Eran momentos de tranquilidad para la Casa Rosada y cuando por arrogancia o error de diagnóstico se tomaron como verdad absoluta los informes de los bancos de inversión sobre la –nunca ocurrida– lluvia de dólares, la inmediata reactivación y la caída de precios.

Aranguren discutió, pero perdió la pulseada. Mauricio Macri laudó en favor del ajuste más brusco que propusieron la dupla Quintana-Lopetegui y que después derivó en la ola de reclamos.

Esta fue la historia secreta del tarifazo. El ministro de Energía se alineó y tomó como suya la estrategia del duro “ajuste”. La medida – además –se instrumentó mal. No hubo explicaciones, ni un mínimo trabajo previo para evitar los excesos y las injusticias sobre los sectores sociales más vulnerables.

El “tarifazo” le provocó un desgaste a la Casa Rosada. Ayer el Gobierno estaba pendiente de un pedido a la Cámara de la Plata: hizo una presentación para que se habilite la feria y el conflicto se resuelva antes de que finalice julio.

La cuestión recalentó la interna y todos atacaron a Aranguren. Enfurecido, Rogelio Frigerio dejó trascender su malestar y Alfonso Prat Gay censuró: “Nunca quisimos aumentos del mil por ciento”. Aranguren respondió a ambos en la intimidad: “Ellos quieren hacer carrera política, yo solo un aporte al país”.

La decisión de Macri y la “mala praxis” en la instrumentación del tarifazo le generaron un costo inesperado a la Casa Rosada. A eso hay que sumarle la inflación y la fuerte recesión. La industria cayó un 5% en mayo y la construcción 13% en junio.

El otro error inicial de Cambiemos fue tratar de minimizar la herencia. Jaime Durán Barba sugirió en diciembre omitir el tema, para no generar un clima negativo en la sociedad, como si la gente no padeciera a diario los problemas.

Pero en el movimiento empresario destacan otra cuestión: no está claro aún el rumbo del Gobierno y hay ausencia de un plan económico y de inversiones.

Fuente: Clarín