Jueves 23.02.2017
Actualizado hace 10min.

Ahora 12 tendrá un costo financiero total del 28% anual, reportaría un ingreso adicional de $19.600 millones para bancos

En tanto, el Ahora 18 tendrá un costo financiero total del 30% anual. Los bancos financiarán directamente con tasas de entre un 40% y hasta un 47%. Por pago al contado, lo mejor será hacerlo con tarjeta de crédito en una cuota. El consumo se estanca. Bajas expectativas de los consumidores respecto de la baja del precio de contado

 
Sobre 15 mil consultas el 80% considera que la transparencia de precios no cumplirá con lo anunciado por la Secretaría de Comercio
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde mañana, los comercios deberán transparentar las tasas de interés del Ahora 12 y Ahora 18, que continúan con el mismo interés que ya tenían antes de la resolución, sólo que ahora ese costo financiero será visible.La tasa directa, que es la que le cobran las tarjetas a los comercios para Ahora 12 es del 10% y para Ahora 18 es del 15%.

El fin del Ahora 12

Para el consumidor, el Ahora 12 tiene una tasa efectiva anual (TEA) del 22,17% y un costo financiero total (CFT) del 27,69%. En el Ahora 18 la TEA es del 23,8% y el CFT del 30,01%. Hasta ahora, ese costo quedaba camuflado en el precio del producto. De todos modos, las tasas son mucho más convenientes que fuera del plan, donde el costo financiado raramente baja de 40% y puede llegar hasta 47%, con promedio en 42%.

Teniendo presente que durante el 2016 el programa "Ahora 12" representó un volumen de ventas de $70.000 millones sin interés en el 2017 el cobro de estos podría reportarle hasta $19.600 millones en ingresos adicionales para los Bancos.

"Siguen siendo programas muy interesantes para comercios que no pueden negociar buenas tasas con las tarjetas, ya que es mucho más baja que la tasa de mercado, pues se encuentra parcialmente subsidiada por el Estado, que baja el encaje a los bancos y empresas financieras participantes", dicen en la Secretaría de Comercio.

Empresarios nacionales afirman que Cabrera agrede a la industria nacional

"El Ahora 12 ayuda a los comercios pymes, que no tienen poder de negociación de tasas frente a Visa o Mastercard, aspecto que sí tienen las grandes cadenas de electro por el volumen de ventas que manejan. Si no mantuviéramos este programa, los comercios chicos no accederían a estas tasas competitivas y la tasa directa podría llegar a ser el doble", agregan.

Ahora el Ministro Cabrera amenaza con abrir aún más las importaciones

En el sector señalan que desde febrero toda la dinámica de la comunicación de venta pasará por el precio de contado. Lo que más le conviene al segmento reail es el pago con débito, porque el efectivo tiene un costo por el valor del transporte de caudales y el 1% que cobrarán los bancos por los depósitos en efectivo.

Bancos quieren empezar a cobrar 1% a empresas que depositen efectivo

Para incentivar este canal, pueden llegar a dar algún tipo de bonificación a negociar con los bancos. Claro que la ley tiene algunos grises: "Técnicamente no te prohibe las cuotas sin interés. Si yo arreglase con la tarjeta que, por el volumen de negocios que tengo, no me cobre nada y yo luego lo compenso con otra cosa, me podría liquidar a costo cero y yo podría poner cuota sin interés", elucubra uno de los big players.

#Encuesta
El 80% considera q la transparencia de precios no cumplirá con lo anunciado por la Secretaría de Comerciohttps://t.co/Dgh8mjandIpic.twitter.com/rHrgK2A3uo

— Mundo Empresarial (@EmpresarialARG) January 31, 2017

El consumo no repuntó en enero y proyectan un estancamiento para lo que resta del año

Los datos del primer bimestre serán negativos. En marzo o abril podría reactivarse. Pero el salario real no se recuperará y eso le pondrá un freno.

Para la consultora Scentia, especializada en la materia, el salario real no mejorará y, por ende, tampoco mostrará grandes novedades la evolución del consumo. Las proyecciones que la firma le está enviando a sus clientes oscilan entre un crecimiento de 1% y una caída del 1%, por lo que el resultado también podría ser 0. Según explicó a El Cronista su director, Osvaldo del Río, la explicación de esta magra estimación está dada por la certeza de que el poder de compra de la población no se incrementará, en un contexto de inflación en torno al 22% y paritarias que se ubicarán por debajo de ese número.

El analista agregó que "el resultado final del consumo podrá ser algo más positivo o más negativo según qué pondere más a lo largo del año: si los niveles de construcción de marzo hasta las elecciones o la última etapa del año luego de los comicios, donde el favor clave es el nivel de ajustes que pueda llevar adelante el flamante ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne)".

Lo que en Scentia tienen claro es que enero y febrero mostrarán números negativos, ya que las bases de comparación de los mismos meses del año pasado fueron altos. Según sus propios datos, en enero las ventas en unidades del total de canales (grandes cadenas + independientes) había caído levemente (0,8%), pero en febrero habían subido 2,8%. Por eso, en este primer bimestre continuará la tendencia negativa de los últimos 6 meses del año pasado y "el partido más importante (donde se comenzará a definir el año) se dará en marzo o abril", afirmó Del Río.

Fuentes de las cadenas de supermercados también confirmaron que durante enero no se percibió una recuperación del consumo, sino que se mantuvo la tendencia declinante del año pasado. Los números muestran mermas de entre 8% y 11% en volumen (incluye bienes durables), dependiendo de cada ca dena. Y eso ocurrió a pesar de que en los últimos meses de 2016 los salarios le ganaron a la inflación.

Por medidas del Gobierno Nacional la inflación vuelve proyectarse al 25% anual para el 2017

El sector de retail sumó preocupación ante la decisión del Gobierno de transparentar los precios y obligar a los comercios a blanquear el costo del financiamiento, cuando se da a pagar en cuotas al consumidor. De hecho, al día siguiente del anuncio, la cadena Coto publicó en los medios una gráfica en la que se mostraba a una mujer agarrándose de los pelos por el "fin de las cuotas sin interés". Y decía: "Última oportunidad".

Los supermercados creen que esta decisión afectará las ventas porque los consumidores están habituados a este sistema. Funciona, para ellos, como las promociones. El Gobierno, que se la pasó toda la semana explicando que nunca existieron las "cuotas sin interés", se enojó fuertemente con la cadena y le llamó la atención.

El informe de Scentia también puntualiza que si las inversiones se reactivan este año, "su efecto en el consumo será retardado". Pueden llegar a sentirse hacia finales de 2017 y dependiendo de qué tipo de inversión llegue. Sobre el empleo, la consultora sostiene que no hay grandes indicios de que los puestos de trabajo perdidos se recuperen.

El 2016 cerró con una contracción en el consumo del 4,5%, con un diciembre que registró una caída de 5,1% interanual. El último mes del año pasado cerró con una desaceleración en la caída, pero aún así mostró una baja importante. De acuerdo con los relevamientos de la consultora, el ticket promedio punta a punta creció 29%. Llegó a los $ 635 en las grandes superficies y a $ 125 en los comercios de cercanía. En materia de cantidad de transacciones, 2016 finalizó con una caída del 2,7%.

En cuanto a la composición del -4,5% en volumen en el año, los sectores que más cayeron fueron los de limpieza y hogar (-6,6%); bebidas con alcohol (-6,2%) y perecederos y fríos (-6,1%).

 

Fuente: Cronista