Lunes 27.02.2017
Actualizado hace 10min.

Córdoba: Para las pymes autopartistas queda por delante un año y medio de crisis

Seis de cada 10 metalúrgicas que abastecen a terminales dijeron haber sufrido recorte en los programas de producción durante los cuatro últimos meses del año pasado. La situación se repite desde fines de 2015. Aseguran que 2016 fue el tercer año de contracción consecutiva para el sector. Se incrementaron los despidos. La Presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba tuvo que despedir 38 trabajadores por la crisis industrial.

 
Seis de cada 10 metalúrgicas que abastecen a terminales dijeron haber sufrido recorte en los programas de producción durante los cuatro últimos meses del año pasado.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Al sector autopartista de Córdoba le queda una larga crisis por delante, de alrededor de un año y medio, hasta que se pongan en marcha las inversiones anunciadas y los planes de producción del nuevo modelo de Fiat (fines de 2017) y de la terminal de Nissan (mediados de 2018).

Así se desprendió del análisis realizado ayer sobre la coyuntura del sector metalúrgico cordobés que abastece tanto a terminales como a empresas autopartistas, en el marco de la presentación del Observatorio de la Actividad que elabora cada cuatro meses la consultora Economic Trends, a cargo del economista Gastón Utrera, para la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc).

El sector que no está mejorando es el autopartista”, dijo la presidenta de la entidad, Isabel Martínez. “En todo 2016, la demanda de vehículos del mercado interno se cubrió con autos importados”, agregó.

En efecto, según los datos relevados, las ventas totales de las terminales a las concesionarias sumaron 721.411 unidades en 2016, esto es, 134.302 más que en 2015. De entre esas operaciones, 441.752 correspondieron a ventas de vehículos importados y 279.659 a automóviles nacionales. Al comparar las cifras con las de 2015, se puede observar que las ventas de vehículos extranjeros creció 48,8% (144.980 unidades más) mientras que las de los nacionales cayó 3,6% (10.678 autos menos).

A esa realidad nacional hay que sumarle el componente cordobés. Según relataron ayer los empresarios metalúrgicos, casi la mitad de las unidades vendidas el año pasado correspondió a pickups y en Córdoba no se fabrica ninguna de esas unidades, por lo que el freno en el autopartismo local se sintió con más fuerza.

El de 2016 fue el tercer año consecutivo de retracción de la actividad”, dijo Ramón Ramirez, CEO de la empresa Maxion Montich. “Y el año pasado fue un desplome”, agregó.

El observatorio

El relevamiento realizado por la consultora mostró que 60% de las empresas que abastecen a terminales automotrices continuaron -en el tercer cuatrimestre de 2016- reportando recortes de programas de producción. Situación similar a la de las mediciones anteriores aunque con el agravante de que las nuevas bajas se acumulaban a las ya sufridas y reportadas en los cuatrimestres previos.

En tanto, entre las firmas que abastecen a empresas autoapartistas, se redujo el porcentaje de aquellas con menores pedidos (de 86,7% durante el tercer cuatrimestre de 2015 a 57,6% en el tercero de 2016).

Entre las que proveen al mercado de reposición de autopartes, continuó elevado a fines de 2016 el porcentaje de empresas con menores ventas, en 41,7%, casi igual que el nivel registrado un año atrás (42,9%).

Optimismo en los otros sectores

Finalmente, la actividad en los otros sectores económicos a los que proveen los metalúrgicos cordobeses comenzaron a mostrar signos de recuperación. Así, se redujeron los recortes de programas de producción de las empresas que abastecen a fabricantes de maquinaria agrícola, de las que abastecen a agropartistas y al mercado de reposición de agropartes.

También, aumentaron durante los últimos cuatro meses de 2016 las ventas de unidades destinadas al sector de la construcción, al del petróleo, gas y minería y al del aeropartismo.

Todos ellos con amplias expectativas de aumento en la comercialización para los próximos meses.

Martínez: “Despedimos en el marco de la ley”

El viernes, 38 trabajadores de la empresa Servicios Industriales, ligada a la fábrica de autopartes Fumiscor, de la presidenta de la Cimcc, Isabel Martínez, fueron despedidos. A partir de eso, las diferentes regionales de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) se reunieron en Buenos Aires y se declararon “en alerta y movilización”, según informó su titular, Rubén Urbano. “Hace más de un año que venimos con la idea de cuidar las fuente de trabajo; pero el acuerdo era por suspensiones, no por despidos”, dijo.

Por ello, sindicalistas protestaron y bloquearon los ingresos de las empresas y consiguieron que el Ministerio de Trabajo de la provincia dictara la conciliación obligatoria. Sin embargo, Martínez remarcó ayer que “las empresas pueden, según el marco de la ley, despedir a sus empleados siempre y cuando se pague el 100% de sus indemnizaciones. Nosotros hemos hecho eso. La empresa se ha visto muy afectada desde septiembre por la decisión de que no se fabrique más el Clio y el Corsa. Ya hemos achicado gastos, dejamos de pagar obligaciones, hasta sacamos planes de pago. Llevamos seis meses con esto. Teníamos que tomar una decisión y lo hicimos en el marco de la ley”.

En el tercer cuatrimestre del año pasado, 22,8% de las empresas metalúrgicas cordobesas consultadas admitió tener menor cantidad de empleados que un año atrás. En ese sentido, 7,9% de las firmas reconoció haber despedido trabajadores, 10,9% adelantó vacaciones y 4% suspendió gente por menor actividad.

Fuente: Comercio y Justicia.