Lunes 11.12.2017
Actualizado hace 10min.

En el Gobierno hablan de “traición” de los comerciantes por no implementar los "Precios Transparentes"

Apuntan a hiper y cadenas textiles. Se reconocen ya caídas en ventas de hasta 10%, aunque se asegura que se recuperarán. Llamarán a los bancos para que sostengan los pagos a plazos. Se seguirá negociando en busca de acuerdos, pero advierten que en dos semanas -si la situación no se revierte- podrían tomar medidas.

 
Cornide indicó que el 80% de los comerciantes no entiende como implementar los "Precios Transparentes"
COMPARTÍ ESTA NOTA

A una semana de la puesta en práctica del plan "Precios Transparentes", el Gobierno reconoce que la pérdida de ventas podría llegar a 10%, que la caída podría ser aún peor, pero que se recuperará. Afirma además que está en plena negociación, y bastante conforme, con la actitud de las grandes cadenas de venta de electrodomésticos de todo el país. Como contrapartida, desde el gabinete Económico hablan de "mucha desilusión" con respecto a los supermercados y de un problema serio y hasta de "traición" con varios comercios importantes minoristas de textiles. En el primer caso, desde el oficialismo se afirma que ya esta semana los precios de los electrodomésticos se equilibraron; y que, en algunos casos, hasta bajaron más de 10% ciertos productos. En los segundos, se asegura que son los culpables de las indexaciones inexplicables en las tasas de interés para las cuotas, y hasta la suspensión indefinida de los pagos a plazos. Aseguran desde la Jefatura de Gabinete de Marcos Peña, y sus vicejefes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, que continuarán las negociaciones con los tres ámbitos, y que se les darán unos quince días más para que los mercados se equilibren. Luego, según una fuente oficial, "se pasará a la acción". Además, afirman en el Gobierno, habrá reuniones inminentes con los bancos para que éstos se sumen al proyecto, y comiencen a financiar compras de bienes en cuotas con baja tasa de interés. 

A hoy, la situación general del régimen es la siguiente: 

• Ventas: aseguran en el oficialismo que, en el peor de los casos, la caída de las ventas en la primera semana de puesta en vigencia del plan fue de 10%. Se toman para esto datos de la primera semana de febrero de 2017 contra el mismo período de 2016. Reconoce el Gobierno que en la segunda semana del mes la situación podría repetirse, pero que debería comenzar a equilibrarse en la segunda quincena de febrero. Según datos del Ministerio de Producción de Francisco Cabrera, diciembre y enero fueron buenos meses, de franca recuperación, y que el parate de los primeros quince días de febrero se superará en para los últimos días del mes y que en marzo volverán los números de comienzos de año. 

• Grandes tiendas de electrodomésticos: es donde más "comprensión hay", según afirman desde el Gobierno. Se asegura que, en estos casos, hubo una "negociación" en el pago a cuotas, pasando del promedio de 12 a 3 y 6. En estos últimos dos casos, las tasas de interés serían similares a las anteriores al plan y el costo financiero no habría subido demasiado. Se trata, en general, de tiendas con su propia fuente de financiación, fruto de colocaciones en el mercado de capitales (local y se ensayan en el extranjero), cuya posibilidad de financiar cuotas sería mayor. Es además un rubro con alto poder competitivo; tampoco habría margen para aumentos desmedidos. Sí se reconoce que hoy las cuotas a largo plazo (12 cuotas o más) tienen un costo mayor y que dejaron de ser atractivas para el público. 

• Súper e hipermercados. Para el Gobierno, hubo una nueva "desilusión", en este sector. El oficialismo viene "cruzado" con los grandes híper desde 2016. Se los culpaba de ser responsables de gran parte de las alzas en los precios del año pasado; y ahora se sumó que, en la mayoría de los casos, fueron los que más incrementaron los precios de financiamientos. Además se los culpa del mal mensaje al público (sus clientes) de ya no exhibir los precios en cuotas (tal lo pedía el plan "Precios Transparentes"); y derivar las consultas "a las cajas". Hubo una amenaza de combatir a los supermercados con "abrir las importaciones", lo que generó una crisis entre el gobierno y los productos de alimentos agrupados en la Copal que protestaron porque esta medida atacaría a las plantas fabricantes y no a los supermercados; a los que les daría lo mismo "vender fideos nacionales o importados al mismo precio". 

• Grandes cadenas textiles. En el Gobierno ya se habla de "traición". La información que llega al Ejecutivo indica que la mayoría de las grandes marcas textiles que tienen sus locales en los principales shopping del país directamente suspendieron los planes de cuotas y sólo presentan pagos al contado. Y que, en los casos en los que hay financiación, esta se ofrece a tasas de interés que no bajan del 50%. La "traición" de la que habla elGobierno es que se trataría, según los números oficiales, de un sector donde durante el año pasado más importaciones se habilitaron, al punto de crear un serio conflicto (aún existente) entre el Gobierno y los productores textiles locales. Suponía el Gobierno que estos grandes comercios serían los que más apoyarían el plan; o que, al menos, sostendrían planes en cuotas con cierto interés. La sorpresa oficial fue que resultaron los que menos apoyaron el plan. 

Tanto en el caso de los supermercados como en los textiles, el Gobierno esperará una semana más para ver si se cambia la actitud, o si se avanza con acciones directas. 

• Bancos. Para el oficialismo, la manera más rápida de salir del atolladero de la falta de cuotas es que sean las entidades financieras las que, con sus clientes y a partir de las compras con crédito y débito, sostengan las cuotas y agreguen descuentos para sostener las ventas a largo plazo.

Fuente: Ambito