Miércoles 26.04.2017
Actualizado hace 10min.

Se paraliza la única fabrica nacional de jeringas jaqueada por el Gobierno Nacional y las importaciones

Por Radio del Plata Enrique Lisjak aseguró que la empresa está “devastada por la competencia desleal”. Adeuda cuatro meses de salarios e impuestos.  "Pasamos de pagar 37 mil a $ 200 mil de luz.

 
Responsabiliza al Gobierno por no avanzar con la denuncia antidumping.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La decisión del Gobierno nacional de abrir las importaciones puso en jaque a la última fábrica argentina de jeringas. La planta, que cuenta con 68 trabajadores, paralizó su actividad ante la imposibilidad del empresariado de hacer frente a los costos económicos. Esperan que el Gobierno avance contra China por exportar productos por debajo del precio de elaboración.

Productos Médicos Descartables, con 33 años de existencia en Argentina, es la única fábrica en el país que produce jeringas. Sin embargo, la planta, ubicada en el distrito bonaerense de Morón, está paralizada porque adeuda a proveedores, servicios, impuestos y cuatro meses de salarios.

“En la actualidad tenemos 68 trabajadores, pero llegamos a tener 115”, señaló Enrique Lisjak, dueño de la empresa a Radio del Plata y agregó que le deben “cuatro meses de salario”

“La fábrica la está devastando una competencia desleal”, señaló en referencia a la apertura de las importaciones impulsada por el Gobierno y agregó que la situación económica se agravó con los tarifazos.

Sobre la llegada de productos de origen externo, indicó: “La importación no es que me afecta solo a mí como fabricante, sino a todos” y detalló: “Una jeringa en el depósito del importador no llega a costar 70 centavos de peso, esa misma cuesta en la farmacia diez pesos. No hay un beneficio para el usuario”, en referencia a la competitividad con la que insiste el Gobierno de Mauricio Macri para argumentar la apertura de las importaciones.

Lisjak manifestó que la intención no es ser “monopólicos porque industrialmente no podemos abastecer todo el mercado”, sino que apuntó a la necesidad de “equiparar las condiciones”. “Si hace 15 años había tres importadores de China, tres del resto del mundo y tres fábricas argentinas funcionando; ¿por qué ahora hay quince importadoras de China, dos importadores del resto del mundo y una fábrica argentina semifuncionando? Acá hay una política de China de ganar mercados y Argentina se lo está permitiendo”, indicó.

En tanto, respecto a las medidas del Gobierno sostuvo: “Todos me reciben excelente, pero soluciones de fondo no hay porque apuntan a que las condiciones en que estamos, con las cuentas embargadas, con deuda de impuestos, etc., es imposible generar un crédito, es imposible hacer comprar directas. Todo es imposible”

En esa línea, señaló que hicieron una denuncia por dumping por parte de China, es decir que este país está exportando un producto a un precio inferior al que aplica en el mercado interno, pero “no sale porque me dicen que no nos podemos enojar con los chinos por un negocio de jeringas” y añadió a manera explicativa que “ese producto viene a 2.6 centavos de dólar, pero el precio de mercado en China es de 6.2”.

Y concluyó: “Los chinos venden debajo del costo para destruir la competencia” y agregó que el producto importado no cumple con las normas de calidad exigidas por la ANMAT.

Fuente: LetraP / Radio del Plata / Propia