Martes 17.10.2017
Actualizado hace 10min.

Industria textil: Suenan los tambores entre los empresarios pymes

La semana pasada hubo reuniones a puertas cerradas en el sector. Distintos nucleamientos ya preparan el escenario para resistir a la política de reconversión productiva. Se sienten agredidos por las políticas nacionales y decepcionados de los funcionarios de producción.

 
El último reclamo textil fué inédito, se realizó entre obreros y empresarios del sector en Luján
COMPARTÍ ESTA NOTA

"Al momento de las elecciones un 60% de los empresarios de la cámara habían votado a Macri, hoy no hay uno decepcionado de lo que están haciendo" afirmó un empresario pyme texti que pidió reserva y que pasadas las últimas recibió "el apriete" de los sabuesos por exponerse públicamente.

"Hace tres meses teniamos 2300 afiliados, hoy 1600" manfiestó un delegado textil en otro encuentro con empresarios textil y dirigentes políticos para analizar la coyuntura local, que tildaron de "grave":

Textiles en pie de guerra: reclamarán frente a la municipalidad de Luján

Hace 45 días la Asociación Obrera Textil de Lujan, con el apoyo de otros sindicatos, de los empresarios textiles locales y del Movimiento de Empresarios Nacionales movilizó más de 500 trabajadores a la puerta de la Municipalidad para alertar por los despidos y pedir una inmediata intervención del Intendente. 

La movida concluyó con una presentación al mismo Presidente Macri en un encuentro con intendentes bonaerenses donde con el aval del Ministro de Gobierno de Buenos Aires Joaquin de la Torre le manifestaron los problemas del sector y le pidieron que modifique la política sectorial. Macri se comprometió a evaluarlo y dar una respuesta.

Sin embargo en menos de 10 días, en el concejo deliberante local, se tratará un pedido para declarar la "emergencia textil del partido de Lujan". A la fecha varios concejales estaría dispuesto a tratarlos, el recuerdo de los 500 trabajadores rodeando la plaza de la municipalidad está muy presente y nadie quiere esquivarle a la problemática textil, un sector que está arraigado en la historia del distrito.

Desde la Provincia de Buenos Aires el Diputado Walter Abarca presentó un proyecto legislativo para que se declare la "emergencia textil"  y le pide a la Gobernadora Maria Eugenia Vidal que fomente la industria local.

El Movimiento de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino consultado por Mundo Empresarial se expidió en duros términos sobre la crisis textil que se está atravesando "en la Provincia de Buenos Aires no hay Ministro de Industria, esa es la política más clara hacia el sector, estamos acompañando a cada pyme en particular y los sector agredidos en general. Sobre el tema textil estamos solicitando que se cierren las importaciones textiles por 360 días hasta que se consensue la política industrial" y agregaron "por supuesto que rechazamos la iniciativa de reconversión productiva impulsada por funcionarios que nunca pisaron una pyme".

Datos Duros

Jorge Sorabilla: "2016 fue un año malo y la actividad cayó un 25%"

Jorge Sorabilla, presidente de Protejer, habló con Romina Calderaro sobre la situación del sector, la caída del consumo y la apertura de las importaciones.

Luego de las elecciones nacionales de 2015 y la asunción de Mauricio Macri en la presidencia, los textiles vieron empeorar notablemente su situación. Tal es así que Jorge Sorabilla, presidente de la Fundación Pro-tejer, afirmó que “2016 fue un año malo y la actividad cayó un 25% comparado con el año 2015”.

Consultado sobre los motivos de esa caída tan notable en la actividad textil, Sorabilla planteó que “se debió a dos factores: la caída del consumo en la Argentina y por otro lado el aumento de las importaciones. Se perdieron 75 000 toneladas de consumo —el 15% del mercado— y entraron 20 000 toneladas de productos textiles —aproximadamente un 7% del mercado—, lo que llevó a que la producción nacional tenga que ajustar”.

El problema es que el grueso de los productos que están ingresando son productos terminados como ropa de vestir y de cama, blanco —baño y mesa—”. En enero, cuenta Sorabilla, “se siguió mostrando una caída de la actividad, se perdieron 15 000 empleos y actualmente hay 5000 suspensiones”.

Fuente: propia.