Martes 30.05.2017
Actualizado hace 10min.

Un fondo buitre negocia la compra de la productora de conservas en lata Alco

El grupo inversor de Estados Unidos Greylock Capital Management LLC propuso una oferta al Grupo Canale, dueño de la marca mendocina. Su objetivo es tomar el control de la firma, pero no trascendió el monto.

 
Greylock Capital Management propuso la compra de la marca ALCO, de Canale.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Greylock Capital Management LLC, uno de los más antiguos fondos buitre del mundo y ex tenedor de bonos argentinos en default, analiza comprar una de las marcas más tradicionales vinculadas a las conservas enlatadas como es Alco, propiedad del Grupo Canale. La empresa, con sede en Mendoza, sufre una profunda crisis financiera desde hace más de seis años que la llevó a la apertura de un concurso preventivo para renegociar una millonaria deuda.

En este marco, el fondo inversor fundado por Bill Elfers y Dan Gregoyr en 1965 en la ciudad norteamericana de Cambridge, acercó una oferta. Ejecutivos del fondo se reunieron con miembros de la familia Carballo, dueña de Canale, y con funcionarios del ministerio de Producción de la Nación. Fuentes empresarias y oficiales confirmaron a El Cronista el encuentro y agregaron que el objetivo de Greylock es adquirir Alco, que tiene una capacidad de procesar 100 millones de kilos de tomate y durazno por año.

La noticia también fue confirmada por fuentes del gobierno provincial al diario mendocino Los Andes. De concretarse la operación, Alco pasará a manos de uno de los acreedores holdouts de la Argentina en el proceso de default que el país acordó en 2016. Greylock era poseedor de bonos en default del país por u$s 95 millones con un valor nominal de u$s 68 millones. Es además el segundo acreedor de Impsa, el grupo industrial de la familia Pescarmona, también en default con una deuda de u$s 1200 millones.

En el caso de Alco, el fondo buitre debe esperar que la justicia comercial homologue la reestructuración de la empresa para avanzar. Según Los Andes, la operación podría estar cerrada en marzo. Y de acuerdo a voceros del Ministerio de Industria de Mendoza, Alco debe presentar un plan de cancelación de la deuda de salarios a marzo antes de cerrar el acuerdo.

Desde el Sindicato de Alimentación admitieron la posibilidad de un cambio de accionistas en Alco, ya que la compañía necesita una inyección de fondos frescos para reactivar sus plantas de procesamiento de pulpa de tomate, cóctel de frutas, durazno, conservas de granos y mermeladas. Alco ya había accedido a un salvataje público por $ 150 millones el año pasado, y viene recibiendo asistencia a través del programa Fondear para mantener operativas sus seis plantas en Mendoza, San Juan y provincia de Buenos Aires. Además, recibió un crédito de $ 35 millones del grupo Baggio como anticipo para la compra de insumos.

En la actualidad, emplea a 1800 trabajadores y tiene una historia de deterioro que ya lleva más de seis años en los cuales sus propietarios no llevaron a cabo estrategias de inversiones ni de mantenimiento de las operaciones debido a un proceso de descapitalización de su grupo, tal como explican en Mendoza. A fines del año pasado, Alco suspendió a 600 trabajadores de sus tres plantas en las ciudades mendocinas de Tunuyán, Tupungato y Real del Padre, en San Rafael.

Y la de Lavallol (Buenos Aires) no tuvo el mejor inicio de febrero ya que sus trabajadores denunciaron vaciamiento de la empresa.

Fuente: Cronista.