Martes 21.11.2017
Actualizado hace 10min.

San Luis: Rodríguez Saá expropió Cerámica San Lorenzo

El Gobernador de San Luis expropió la fábrica de cerámica San Lorenzo que pasó a manos de los trabajadores. Ya había planteado que si el Gobierno Nacional no daba soluciones a la industria lo haría la Provincia.

 
La planta ahora se denomina Cerámica San Luis, está ubicada en el parque industrial de Villa Mercedes.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El gobierno de San Luis tomó posesión del predio de la ex fábrica Cerámica San Lorenzo, ubicada en Villa Mercedes, que en el mes de enero cerró sus puertas y dejó a más de un centenar de familias sin trabajo.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá recibió este miércoles de manos de la Justicia el traspaso formal a manos del Poder Ejecutivo de la posesión de la planta ahora denominada Cerámica San Luis, ubicada en el parque industrial de Villa Mercedes.

Con este acto, 113 empleados volverán a recuperar su trabajo para gestionar como cooperativa la fábrica que los echó en enero pasado y dejó sorpresivamente la provincia.

Leer también Rodríguez Saá plantea expropiar las empresas que cierran para entregárselas a los trabajadores

La apertura del portón principal de la industria recuperada desató una ruidosa celebración, en especial de los trabajadores y sus familias, por dejar atrás cinco meses de desocupación.

Juan Carlos Vega, secretario general del Sindicato de Ceramistas, quien lideró el bloqueo a la planta cuando los empresarios intentaron desmantelarla, señaló que “es un suceso histórico en San Luis, donde el movimiento obrero, apoyado por el gobierno provincial desde su lucha contra el desempleo y la pobreza, hoy tiene el privilegio de recuperar sus fuentes de trabajo”.

Por su parte, el vicegobernador Carlos Ponce, quien además es el titular de la CGT de Villa Mercedes, también calificó al acontecimiento como un hecho histórico para San Luis y el movimiento obrero: “Esto es nuestra lucha contra la pobreza y defendemos a capa y espada las fuentes de trabajo”.

El dirigente también cargó contra el gobierno nacional que encabeza Mauricio Macri: “(Es) neoliberal, que nos está llevando todos los días a perder empleos a través de la apertura indiscriminada de las importaciones y esta es la forma de darle respuesta a las medidas nacionales”.

Ponce convocó a los legisladores nacionales, que en San Luis son oposición y oficialistas en el Congreso, a interiorizarse de esta situación y acompañar el reclamo por la vuelta de la promoción industrial a San Luis, porque “es una herramienta muy eficaz para combatir la desocupación y debe ser una política de Estado”.

El ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker, recordó el rápido trámite que tuvo el expediente iniciado en su cartera el 15 de marzo pasado para recuperar la fábrica, pocos días después que el gobernador propusiera una salida para los trabajadores despedidos.

“San Luis es una gran consumidora de cerámicos, en especial por los planes de viviendas del Gobierno, entonces si no los producimos en la provincia debemos importarlos; nuestro plan de lucha contra la pobreza se potenciará si podemos fabricar esto aquí, con mano de obra y valor agregado local”, destacó Moleker.

Rodríguez Saá, que recorrió el predio junto a los trabajadores, expresó: “Estoy muy contento que hayamos podido recuperar esta fábrica y que esté en manos de los trabajadores, hemos hechos un verdadero acto de justicia social”.

El mandatario agregó: “La Provincia va acompañar para restablecer las condiciones para que puedan trabajar, con los insumos necesarios para que puedan producir, y con los salarios correspondientes durante un tiempo. Vamos a estar todos ayudando para que puedan vender el producto, y seguramente la Provincia va a comprar ese producto para los planes de viviendas”.

La reapertura

En total, 113 ex trabajadores de la fábrica se harán cargo de la producción mediante una cooperativa, y la empresa pasará a llamarse Cerámica San Luis.

Los ex operarios pasaron varias semanas en el ingreso a la planta para evitar que los empresarios la desmantelaran y lograr que, a partir de la expropiación, sea refuncionalizada en poco tiempo con las maquinarias ya existentes.

La fábrica de cerámica San Lorenzo cerró sus puertas luego de 30 años de producción en la provincia de San Luis.

En una primera etapa, el Estado ayudará a los empleados a la reactivación de la fábrica con las maquinarias que hagan falta y los insumos necesarios para comenzar la producción.

Además, brindará capacitaciones a los trabajadores en materia de comercio y administración, y se le abonará un sueldo mínimo vital y móvil hasta que comiencen a vender.

De ahora en más, la nueva fábrica que comenzará sus actividades en los próximos días, pasará a llamarse “Cerámica San Luis”.

Fuentes: Agencia de Noticias San Luis / San Luis 24 / Noticias Cuyo