Martes 27.06.2017
Actualizado hace 10min.

La suba de importaciones de muebles en 2017 complica a la industria maderera

En el sector mueblero afirman que, por la baja del consumo, la caída de la facturación supera el 20%

 
La importación de mesas se duplicó y de escritorios se cuadruplicó
COMPARTÍ ESTA NOTA

Pese a que desde el Gobierno se busca apuntalar al sector maderero, la situación para la industria de la madera no parece mejorar: de acuerdo a un relevemiento de una universidad, en el último año la merma de la producción local fue del orden del 10% y las empresas facturaron hasta un 25% menos. Y si bien desde las cámaras que nuclean al sector niegan que la importación de muebles haya crecido durante este año, desde la casa de estudios afirman que en el primer cuatrimestre se duplicaron las importaciones de muebles terminados, en relación al promedio de los últimos cinco años.

La industria está trabajando con un 40% de capacidad ociosa por la caída de la actividad

Lo cierto es que el sector maderero sufre la acumulación de diversos factores erosionan su rentabilidad -aunque la tendencia es declinante en 2017- principalmente dañada por la retracción económica general del consumo en los últimos dos años, producto del menor ingreso disponible de los hogares, lo cual redundó en una merma en las ventas en el orden del 25% y afectando en mayor medida a las Pymes del sector. Otro factor problemático para el sector señalado por la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) se debe a ‘la erosión en los márgenes de las empresas de transformación primaria, producto del proceso interno de inflación de costos que no pudo ser traspasado a los precios en la misma proporción, sobre todo por el impacto de los incrementos tarifarios de la primera mitad de 2016 en una actividad que es altamente dependiente de la energía eléctrica. Por último, se destaca a nivel local la absorción de producción excedente de otras economías, en un marco de flexibilización del régimen comercial’.

Esta situación coyuntural, señalan en la Undav, trajo aparejeda que la industria está trabajando con un 40% de capacidad ociosa. Por ejemplo, las ventas de madera aserrada, que tienen una fuerte correlación con el retroceso de la actividad de la construcción, cayeron más que el promedio. En materia comercial la situación tampoco sería pujante, ya que como señala el informe de la Undav “en el primer cuatrimestre de 2017 la importación de mesas se incrementó un 97%, mientras que las compras externas de escritorios crecieron casi en un 400%. Por su parte, cómodas, mesas de luz y armarios, registraron sendos aumentos de 89%, 96% y 192%, respectivamente.”

En el primer cuatrimestre de 2017 la importación de mesas se incrementó un 97 por ciento

Las exportaciones en tanto tampoco estarían pasando por su mejor momento, ya que el trabajo de los economistas de la Undav señala que “también las exportaciones disminuyeron fuertemente, cayendo las ventas de tableros de madera (-84%) y de madera contrachapada (-82,3%, si bien se incrementaron los envíos de madera en bruto (+11%) y madera aserrada (+3%), lo cual trasunta una tendencia a la reprimarización.”

Fuente: Por Ernesto Hadida para Diario Bae