Martes 21.11.2017
Actualizado hace 10min.

Córdoba: 15 entidades empresarias alertan por los fuertes costos provinciales

El sobre costo de la Provincia de Córdoba representan en la construcción a casi 20% de la inversión. En los súper, el 10% del precio del producto. Los gobiernos locales dicen que, por sí solos, no pueden cambiar la situación.

 
Entidades pymes cordobesas piden que se reduzca el costo cordobes
COMPARTÍ ESTA NOTA

El costo Córdoba está de nuevo en el tope de las preocupaciones de las empresas. En una economía con menos dinero y consumo en baja, su incidencia se expone con más crudeza.

El fenómeno también está atado a un escenario macro en el que talla lo laboral, la logística, la calidad burocrática, la errática política ambiental y la litigiosidad ligada a los riesgos del trabajo.

Pero el punto es que las esferas estatales, que hacen girar este engranaje, aseguran que no lo pueden detener. O, por lo menos, no con la rapidez que esperan las empresas. Así, el problema infla el desfase de expectativas y complica las inversiones.

Para la Unión Industrial de Córdoba (UIC) hay un combo que hoy por hoy “agudiza la pérdida de competitividad, atenta contra la actividad, la generación de empleo formal y la inversión”, según expresó en un comunicado.

La llama la encendieron las boletas de Epec, con la combinación de subas propia y mayorista. A boca de jarro saltó la comparación con Buenos Aires: una industria cordobesa paga 20 por ciento más entre energía y logística. Así lo advierte Gerardo Seidel, presidente de la Unión Industrial de Córdoba (UIC).

“Es imposible compensar por otro lado, porque ya no hay de dónde recortar. Ahora, la pelea es por alguna rebaja para las electrointensivas, que podría ser con nota de crédito”, añade el dirigente.

En el supermercadismo la distancia es mayor. “Acabamos de reunirnos en Rosario con otros colegas del resto del país. La diferencia con Buenos Aires en lo que pagan de electricidad es de 45 por ciento”, asegura Benjamín Blanch, titular de la Cámara de Supermercados y Autoservicios (Casac), que reúne a 18 cadenas con 250 puntos de venta.

Otro sector sacudido es el hotelero, en el que, después del costo laboral, el eléctrico es el más importante.

“Junto con los ministerios de Turismo, de Industria y de Finanzas se inició un programa para bajar costos (luces LED y energías alternativas), pero algunos pagaron 180 por ciento más en la factura. Ningún ahorro puede igualar eso”, señala Alejandro Moroni, coordinador de la Región Centro de la Federación Hotelera y Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).

Pero la tarifa es una parte. La otra es la oferta del servicio. Eso lo sabe la construcción privada. Según un estudio de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (Ceduc), el costo Córdoba acumulado equivale al 19 por ciento de la inversión. Eso abarca el impacto de asumir obras de infraestructura que deberían hacer los prestadores. Sólo las inversiones exigidas por Epec representan cuatro por ciento del costo total (sin contar el terreno), lo que en una obra de 50 departamentos equivale a dos unidades.

“También estamos en diálogo con Aguas Cordobesas, porque exige obras que representan el uno por ciento del valor de un departamento. Hay una empresa que prepara una obra de 2.000 departamentos, lo que implica poner 20 millones de pesos. Igual con el gas natural: en un edificio en Pueyrredón al 900 se tuvo que poner un zepelín hasta que pase el servicio”, se queja César Martínez, titular de la Ceduc.

La presión impositiva

Otro brazo viene a través de la carga fiscal de Ingresos Brutos, que en rigor se replica en todo el país, aunque Córdoba tiene su propio matiz.

En 2015, durante la campaña del actual gobernador Juan Schiaretti, sus equipos técnicos prometieron a los empresarios que bajaría este impuesto cuando Córdoba resolviera el conflicto con la Nación por la Caja de Jubilaciones. La pelea previsional se saldó, pero el tributo no bajó.

Incluso, sumó una carga extra diferenciada para empresas que facturan más de 20 millones y de 140 millones de pesos anuales, recursos que suplen con creces los billetes que aportaba la tasa vial.

Marcelo Stehli, al frente de Fedecom, se queja de la regresividad de Ingresos Brutos. “La carga impositiva llegó a un nivel de impacto muy elevado en los costos”.

Lo mismo opina Blanch, quien advierte que los impuestos “se llevan 10 por ciento del precio del producto”. El dirigente asegura que “el sector aguanta por una cuestión de imagen”, pero advierte: “Hoy la rentabilidad es del dos por ciento. Se están poniendo en riesgo los puestos de trabajo. Hace más de un año que nadie abre una sucursal”.

Reforma impositiva y coparticipación

Para la Provincia, Ingresos Brutos es un impuesto regresivo, pero que no se puede eliminar o bajar sin una reforma impositiva nacional que lo compense, por ejemplo, con un nuevo IVA. El telón de fondo es la coparticipación

“Ingresos Brutos no da para más. El Gobierno nacional viene planteando una reforma, la ­mayoría la avalamos, pero lamentablemente no se puede entrar en el detalle de la discusión y eso siembra escepticismo”, explica el ministro de Finanzas local, Osvaldo Giordano.

En Córdoba, Ingresos Brutos pasó a representar del 60 al 75 por ciento de la recaudación propia en los últimos años. 

El sector privado acusa al empleo público como factor que impide bajar la presión fiscal. Pero Giordano responde que Córdoba tiene 35 trabajadores provinciales por cada mil habitantes, el índice más bajo de todo el país. “El grueso del gasto corriente es mano de obra, docentes, seguridad y administración”, resalta.

En cuanto a la infraestructura, recordó “los años de discriminación” que sufrió Córdoba durante el kirchnerismo y que ahora se puso en marcha un plan por 5.500 millones de dólares. 

Por último, sobre la diferencia de la tarifa eléctrica, volvió a insistir en que la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense “tienen un tremendo subsidio que genera fuertes asimetrías”.

LO MÁS IMPORTANTE

  • Demandan que la tarifa eléctrica se retrotraiga a diciembre.
  • Además quieren que baje o se elimine el Impuesto a los Ingresos Brutos.
  • Pidieron al municipio la anulación de las tasas que inciden sobre los servicios.

Puntos de vista de un debate abierto

UIC (Gerardo Seidel). “En la industria, una empresa cordobesa paga 20 por ciento más entre energía y logística que una de la provincia de Buenos Aires. Es imposible compensar eso con algún recorte”.

Fedecom (Marcelo Stehli). “La carga impositiva llegó a un nivel de impacto muy elevado dentro de los costos; a Ingresos Brutos lo pagan todos en la cadena comercial y los productos terminan con precios inflados”.

Ministro de Finanzas (Osvaldo Giordano). “Ingresos Brutos no da para más; el Gobierno nacional viene planteando una reforma, la mayoría lo avalamos, pero lamentablemente no se puede entrar en el detalle de la discusión”.

Casac (Benjamín Blanch). “Entre Ingresos Brutos y el impuestos al cheque, Epec y la tasa de Comercio e Industria de la Municipalidad se llevan 10 por ciento del precio del producto. El sector aguanta por su imagen”.

Fehgra Región Centro (Alejandro Moroni). “Hay hoteles que bajaron 10 a 11 por ciento el consumo en kilovatios, pero (con el último aumento) algunos pagaron 180 por ciento más en la factura. Ningún ahorro puede igualar eso”.

Ceduc (César Martínez). “Dialogamos con Aguas Cordobesas porque exige obras que implican uno por ciento del valor de un departamento. Para dos mil unidades, hay que poner 20 millones de pesos”.

Sec. de Economía (Hugo Romero). “Si en la nueva coparticipación que se discutirá en el Congreso no se define una distribución federal que alcance a los municipios, lo que baje de un lado va a tener que aumentarse del otro”.

Construcción

Costos apilados

73,7%

Provincia. Es el porcentaje que corresponde a la Provincia en el costo Córdoba de la construcción.

26,3%

Municipalidad. Es el porcentaje que corresponde al municipio en el costo Córdoba de la construcción.

Fuente: La Voz