Martes 27.06.2017
Actualizado hace 10min.

Elsztain también alerta por el nivel de deuda

Uno de los empresarios más grandes de la Argentina se mostró confiado en el progreso del modelo Cambiemos, pero dijo que no habrá mejoras “fuertes”. Elogio al crédito y a la inserción mundial.

 
Eduardo Elsztain el dueño de la tierra
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Leandro Renou

En la jerga empresaria y política lo califican como uno de los “dueños de la tierra”. No sin razón: Eduardo Elsztain, cabeza del grupo constructor IRSA y principal directivo del Banco Hipotecario, fue pionero en la adquisición de buena parte de los terrenos más caros de Buenos Aires. Fue el primero en edificar los diques 5, 6 y 7 de Puerto Madero cuando la costa urbana era ruina: hoy es el dueño de casi todo el dique. También se hizo, hace más de 20 años, con los terrenos de la ciudad deportiva del Club Boca Juniors. Hoy es reconocido por tener bajo su ala casi todos los shoppings de Capital y el Conurbano; además de ocupar el cargo estratégico de tesorero del Consejo Judío Mundial.

Elsztain es más bien un perfil dentro de la fauna corporativa, pero cada tanto hace apariciones públicas en eventos de mucha concurrencia. Fue el caso del cóctel del Día del Periodista que cada año se celebra en el Hotel Intercontinental, otro bien propio. “Mire, la verdad que vamos crecer despacito, no va a haber cambios fuertes”, respondió ante la pregunta de Letra P compartida en ronda de periodistas. Su visión del Gobierno de Mauricio Macri es muy optimista, casi tanto como las consideraciones que Elsztain supo marcar al inicio de los gobiernos de Néstor Kirchner y, con menos ahínco, en el inicio de la gestión de Cristina Fernández. Aquellos fueron, como estos, buenos años para su grupo, sobre todo de la mano de los créditos al consumo, el gasto en compras en casi todos los rubros y el Plan Procrear, del cual el Hipotecario era eje central.

De todas maneras, respecto a Cambiemos parece tener una mirada esperanzadora con algunos puntos en particular, y algunas críticas a cuestiones de fondo. “Creo que este va a ser un ciclo muy positivo si se plasman las inversiones”, aseguró recién subido al escenario del salón del hotel en el primer subsuelo. Para el empresario de bienes raíces “hay cosas muy positivas como la salida al mundo. Sin ir más lejos, aquí estuvo (Ángela, primer ministro de Alemania) Merkel, y hacía como una década que no venía nadie de ese país”. En la organización de la visita de la canciller teutona participaron varios dirigentes de la comunidad judía como Adrián Werthein, el representante del Consejo Judío para América Latina. Lo hicieron incluso más allá de la visita de Merkel a la sinagoga de la calle Córdoba.

En la misma línea de respaldo al Gobierno, completó destacando que “hoy Argentina existe política y socialmente, hay un sistema financiero solvente y ahorro de largo plazo que se muestra con los créditos a la vivienda UVA”. Con Macri tiene una relación de años que viene desde los años empresarios del presidente, y que luego se consolidó con las inversiones de Elsztain en el distrito que Mauricio condujo como Jefe de Gobierno y que fue su plataforma política al sillón de Rivadavia.

Quizás la única crítica fuerte que le hizo a Cambiemos fue sobre el proceder oficial con el crédito externo. Si bien ponderó la salida a otras economías, cuestionó el fuerte nivel de endeudamiento: “Los ciclos de alto endeudamiento siempre se pagan”, concluyó desde el estrado. Elsztain es el prototipo del empresario nacional exitoso: sabe manejarse con el poder político de turno, es moderado en sus apreciaciones y sabe interpretar los tiempos que Argentina impone para hacer negocios. Eso lo llevó a una posición de privilegio, no sólo a él sino a muchos de los delfines que supieron compartir aguas. Uno de ellos, el más destacado, es Marcelo Mindlin, otro cuadro de la colectividad que fue vicepresidente de IRSA entre 1999 y 2003 y que luego creó el fondo plataforma de multi-negocios, el Grupo Dolphin. Hoy, como Elsztain, Mindlin es uno de los hombres con más llegada al Gobierno Nacional y otros de los que respalda políticamente la gestión Cambiemos.

Fuente: Letra P