Martes 21.11.2017
Actualizado hace 10min.

La UIA respaldó a Macri por la industria del juicio,además pidió una devaluación y menos impuestos

Hubo críticas por las importaciones y reclamos por China; mañana verán al Presidente en Casa Rosada. Sobre la "industria del juicio" la UIA dijo que el sistema "es perverso" y frena la llegada de inversiones al país.

 
Álvarez Saavedra, Cabrera y Acevedo, ayer, en la reunión. Foto: UIA
COMPARTÍ ESTA NOTA

Es casi un problema existencial. "Nosotros vamos a ver qué somos. Si el círculo rojo, rosa o qué parte del círculo", describió un importante directivo de la Unión Industrial Argentina (UIA) de cara a la visita que realizarán mañana a las 16 -por primera vez desde el cambio de Gobierno- a Mauricio Macri en la Casa Rosada. La pregunta será, en definitiva, cuál es el lugar de la industria en el actual modelo.

Por su parte Alberto Sellaro Presidente de la Cámara de la industria del Calzado, directivo de la UIA y también directivo de la CGERA, afirmó que la UIA pidió "un dólar para poder exportar".

La disyuntiva surgió luego de una visita de casi una hora y media ayer en la sede de la entidad fabril que el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y todos sus secretarios hicieron a los industriales. La reunión fue calificada como "muy buena" por ambas partes, aunque surgieron algunos reclamos puntuales. En principio, los empresarios demandaron reducir la carga impositiva para poder ser competitivos frente al mundo y poner bajo la lupa a China. También alertaron por las importaciones en algunos sectores.

No obstante, y como uno de las entidades que cuestionaron desde el principio los costos laborales no salariales, la UIA manifestó su respaldo absoluto a las declaraciones del Presidente sobre los juicios laborales y su impacto sobre el empleo.

Antes de las presentaciones de cerca de dos minutos que cada representante regional tuvo la oportunidad de hacer frente a Cabrera, el director ejecutivo y economista jefe de la UIA, Diego Coatz, disparó un dardo y señaló que por primera vez, la Argentina tiene más presión tributaria y mayores costos que Brasil, el socio comercial más importante del país. El flamante presidente de la entidad fabril, Miguel Acevedo, planteó la preocupación, sobre todo de las pymes del interior, por el aumento de los costos de la energía y de algunos impuestos. Y específicamente se refirió a la elevada presión tributaria en la Argentina.

La industria del juicio, por la que Macri fustigó públicamente a Héctor Recalde como parte de "una mafia", ingresó al debate, sólo que sin que nadie nombrara la figura del jefe de la bancada del Frente para la Victoria (FPV) en la reunión. Fue el propio Acevedo quien respaldó los dichos del Presidente acerca de la litigiosidad. "La dinámica de la industria del juicio laboral destruye a las pymes de todo el país y el empleo que generan", afirmó el directivo y agregó: "Hay menos siniestros, pero más juicios y el problema se agrava porque eso termina generando sobrecostos a las empresas".

En los dos minutos que tuvo para hablar Adrián Kaufmann Brea , vicepresidente de la institución, se quejó de las importaciones de latitas de tomate de conserva. "Entre enero y abril de 2016 entraron 250.000 latas. En el mismo período de este año, fueron 10 millones", criticó el hombre de Arcor. "Hasta hace poco le exportábamos a Japón", cuestionó haciendo foco en la competitividad.

José Urtubey, en tanto, reclamó que las políticas de estímulo desde lo financiero y tributario tengan un tratamiento especial para el NOA, teniendo en cuenta la carencia de infraestructura de esa región.

LA NACION buscó hablar con Cabrera, pero no tuvo respuesta. Sin embargo, sus voceros estimaron que fue una "muy buena reunión". Según indicaron, se mencionaron además las leyes pyme y de compre argentino y, según la lectura oficial, los principales reclamos del sector industrial tuvieron que ver con los costos energéticos y las tasas municipales. "Aquellos que el año pasado fueron críticos empiezan a salir de lo urgente, están viendo ya la pegada de la curva y hablando de mediano y largo plazo", afirmaron.

Fuente: La Nación