Lunes 21.08.2017
Actualizado hace 10min.

Consejos para emitir y cobrar cheques

Frecuentemente muchas personas empiezan a incursionar en el mundo financiero, para realizar pagos y cobranzas, una de las formas más sencillas es mediante cheques, y muchas veces se necesita cierta asesoría con este tema.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Principalmente se debe conocer que el cheque es una especie de orden de pago que autoriza a una persona a retirar del banco una cantidad de dinero determinada. En general los cheques contienen los mismos elementos que deben ser rellenados, como la fecha de emisión, la cantidad tanto en letras como en números, el nombre de la persona o institución que cobrará el dinero y la firma que autoriza a que se procese el pago.

Además de esto, dependiendo de la entidad bancaria, el cheque debe contener información adicional del titular de la cuenta, como número de identificación y número telefónico; esto en caso de que se trate de una alta suma de dinero y se requiera una autorización adicional como medida de seguridad.

A veces no es tan sencillo como parece, al principio cuesta adaptarse a los procedimientos de las entidades bancarias, pero al seguir estas recomendaciones se puede hacer el trámite de manera más fácil.

 

  • Cheque al cobrador

Con este tipo de cheques, se coloca “al cobrador” o “al portador” en el campo en el que normalmente señala “páguese a orden de”; de esta manera, cualquier persona que llegue a la taquilla para cobrar el cheque lo puede hacer. En el resto de los campos se especificará los datos faltantes, es decir, fecha, monto y firma.

  • Cheque cruzado

En esta modalidad, se coloca que el cheque sólo podrá ser depositado en una cuenta y no podrá ser retirado el dinero en efectivo. Dependiendo de la entidad bancaria se colocarán estos datos, normalmente en la parte trasera del cheque se coloca el número de cuenta, la entidad bancaria y a nombre de quién está la cuenta a la cual se le abonará el monto señalado en el cheque.

 

  • Cheque nominativo

En los cheques nominativos se coloca detalladamente el nombre de la persona que podrá cobrar el cheque y debe presentarse en taquilla con un documento de identidad para poder realizar el proceso.

 

  • Cheque en blanco

Para realizar un cheque en blanco sólo se colocará la firma del titular de la cuenta, el resto de los campos se quedarán en blanco, tanto monto como persona que cobrará el dinero. Este tipo de cheques suelen realizarse a personas de extrema confianza debido a que en caso de extravío cualquiera puede cobrarlo y por cualquier cantidad de dinero.

 

  • Cheque posdatado

Los cheques posdatados son aquellos a los que se coloca una fecha a partir de la cual podrá ser cobrado, y esa fecha aún no ha llegado. Esto se hace para realizar pagos administrativamente aunque no se cuente con el dinero en la cuenta en ese momento, y luego se hace el débito del dinero. Hay que tomar en cuenta que los cheques tienen una fecha máxima de 90 días para ser cobrados, si la persona que cobrará el cheque deja pasar tres meses, el mismo no tendrá validez y tiene que emitirse un cheque nuevo.

 

  • Evitar tachaduras

Para el cambio de cheques, es importante que los cheques no tengan ningún tipo de enmienda o tachadura, ya que la entidad bancaria no los pagará, la letra debe ser clara al igual que la firma.

 

  • Identificación

Al momento de cobrar un cheque siempre debe presentarse en la taquilla con el documento de identidad para que se pueda recibir el dinero, de lo contrario la entidad bancaria no procesará la solicitud.