Lunes 21.08.2017
Actualizado hace 10min.

Para China la inflación es el principal impedimento para invertir en Argentina

Un representante del Banco Popular de China explicó cómo las empresas asiáticas evitan el riesgo local trayendo equipamiento en China. Pidió que no haya trabas para el movimiento de capitales. El Gobierno despidió al Director de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

 
Francisco Cabrera es el principal responsables de las inversiones extranjeras, por ahora de mala performance
COMPARTÍ ESTA NOTA

Argentina necesita grandes inversiones en infraestructura y energía, pero en países donde "la capacidad fiscal es débil", menos de "un 10% del financiamiento de esas inversiones puede provenir del sector público", dijo el economista jefe del Banco Popular de China, Ma Jun, de visita en Buenos Aires.

El directivo concurrió a un seminario de las Naciones Unidas sobre financiamiento de las economías verdes. En tal sentido también dijo Ma Jun que hay limitaciones para el fisco argentino. A su juicio, el 90% de las inversiones en el sector verde (energías renovables, limpieza del medio ambiente, tratamientos de agua, transporte verde, instalaciones para reducir la polución) proviene del sector privado, dijo. "Hay países con una débil capacidad fiscal, y el sector privado no puede depender de los subsidios", opinó.

Consultado, el economista opinó sobre la economía del país, en particular sobre las tasas de aumentos de precios superiores al 20%.

"Cuando la inflación es tan alta, varias de las otras variables macroeconómicas son inestables. No se pueden medir los costos de la tasa de interés por los próximos cinco, diez años. Si no puedo calcular mi retorno, no quiero hacer la inversión", dijo, en el marco de una reunión con periodistas.

Para avanzar en esas inversiones, la Argentina firmó convenios millonarios con China para realizar las grandes obras. Un caso es el de las represas de Santa Cruz, sobre las cuales se concretaron la semana pasada audiencias públicas en el Congreso para evaluar un nuevo estudio de impacto ambiental.

"Estoy seguro que estos debates suceden en muchos lugares, no sólo en Argentina. Necesitamos respetar las políticas y los sindicatos locales".

Volviendo a las características del financiamiento de las economías emergentes, el directivo del Banco Popular de China explicó que las economías emergentes pequeñas tienden a depender del financiamiento extranjero, que puede llegar al 40% de su mercado de capitales, lo que para China es un número pequeño en el total de inversiones. "El país es grande y hay muchos recursos domésticos. Con cuál país se trabaja depende de la colaboración bilateral, los acuerdos, la protección a la inversión y demás. Si podemos proveer el dinero y el equipamiento tecnológico, probablemente se estará entusiasmado en colaborar", remarcó.

Sobre el riesgo macroeconómico local, Jun indicó que "se pueden evitar los riesgos macro en el cálculo" de la inversión con el uso de la moneda china. "Uso el dinero en yuanes para traer el equipamiento desde China para invertir en Argentina. Los futuros retornos son en yuanes", explicó.

Jun es funcionario del banco central chino, con el cual la semana pasada la autoridad monetaria argentina (BCRA) renovó el swap de monedas por u$s 10.375 millones. "Ayudaría a financiar algunos proyectos en yuanes", indicó, si el Central local cediera yuanes a los bancos comerciales y éstos a los proyectos de inversión. Y agregó: "Alentaría al banco central argentino a invertir en el mercado de bonos chino".

Para el capital privado, pidió mejorar los ratings crediticios, asegurar que el capital puede entrar y salir libremente y proveer instrumentos de cobertura. Y dijo que Argentina podía acceder a los créditos de los organismos multilaterales.

Despiden al director de la Agencia de inversiones por los magros resultados de su gestión

Juan Procaccini renunció tras siete meses en que cayeron los anuncios, al 29 % de lo proyectado. Producción espera que se ejecuten iniciativas pendientes desde 2016.

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAIC) reorientará su misión en los próximos días, luego de que su presidente Juan Procaccini renunciara el viernes. Ahora, el organismo buscará entrar en una etapa más "ejecutiva", en la que se comiencen a concretar los proyectos anunciados por cerca de u$s 35.000 millones, que hoy están en stand by.

De acuerdo con los datos del Mapa de la Inversión publicado en la web de la AAIC, de las 417 empresas que prometieron desde el comienzo de la gestión de Cambiemos hasta el pasado 30 de junio 536 proyectos por u$s 63.887,5 millones, apenas 124 planes están en ejecución, por alrededor de u$s 25.000 millones (aproximadamente el 40%). A la vez, sólo se terminaron 40 programas, por unos u$s 3000 millones (menos del 5%).

El panorama es agridulce, si se tiene en cuenta que en el primer semestre de 2017 los anuncios fueron de 114 empresas, con 129 proyectos por u$s 13.231,2 millones, que representa el 29% de los u$s 45.857,3 millones propuestos durante todo el año pasado. Incluso, esta semana se podía ver en la web otra distribución de los anuncios (unos u$s 58.000 millones en 2016 y u$s 5000 millones este año), pero se reordenaron y actualizaron los datos, por lo que los primeros seis meses de 2017 quedaron con mejores cifras.

Según fuentes de la institución, Procaccini ya tenía decidido hace un tiempo dejar la función pública para volver a la actividad privada y nada influyó en su renuncia la escasa cantidad de anuncios en comparación con el año anterior a pesar de que muchos de los proyectos contabilizados en 2016 se empezaron a idear antes de la asunción del presidente Mauricio Macri. De hecho, en la AAIC descontaban que este año sucediera eso. "Esperábamos que el primer año de Gobierno fuera más fuerte y ahora se moderara un poco", explicaron.

En el organismo también negaron que haya tenido que ver en la decisión de Procaccini la disputa entre Cancillería y Producción, en la que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (con gente de confianza del jefe de Gabinete, Marcos Peña) se quedó con el manejo del comercio exterior por el Decreto 513/2017, ya que la AAIC ganó lugar en "la promoción de la política comercial en el exterior" y "la promoción, organización y participación en exposiciones, ferias, concursos, muestras y misiones de carácter económico".

Con todo esto, negaron lo que otras voces plantean como un "desplazamiento" del Gobierno por la "lluvia de inversiones" que hasta ahora no se materializó en el sector productivo. "Procaccini cumplió su objetivo, que era volver a poner al país como un destino interesante para los inversores. Ahora viene una era ejecutiva, en la que queremos que el dinero termine de aterrizar rápido", comentaron cerca del ministro de Producción, Francisco Cabrera. "Los próximos objetivos son la simplificación y la desburocratización", agregaron.

Fuentes del Ministerio dijeron a este medio que "se van a tomar un tiempo" para designar al reemplazante de Procaccini, pero la agencia "seguirá trabajando con el mismo equipo: Pablo Tarantini, actual Director General de Inversiones, y Juan Pablo Trípodi, Director General de Comercio Internacional, que son de plena confianza de Cabrera".

El Gobierno espera otros anuncios de inversiones por u$s 60 mil millones en los próximos meses, pero ya admitieron que podría "no haber un aluvión después de las elecciones".

Fuente: El Cronista