Lunes 21.08.2017
Actualizado hace 10min.

6 preguntas para hacerse antes de comprar por Internet

Si bien es cierto que las compras por internet ofrecen ahora un mayor grado de seguridad y no generan las reticencias de antaño, sigue siendo necesario tomar ciertas precauciones.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En cualquier transacción electrónica cabe la posibilidad de fraude, hecho que, sin embargo, puede minimizarse con tan sólo plantearse unas simples preguntas antes de proceder a introducir los datos de la tarjeta de crédito.

 

¿Tiene la web un certificado de seguridad?

Las compañías de comercio electrónico verdaderamente serias e importantes se toman muy en serio la seguridad. Si la web presenta un certificado SSL o HTTPS significa que sus compras son seguras y tu información sensible está protegida. Si al mirar en la barra de direcciones encuentras estas siglas, puedes comprar con absoluta tranquilidad.

 

¿Conoces al remitente del mail?

En ocasiones recibimos en la bandeja de entrada de nuestro correo boletines con irresistibles ofertas que nos llaman a tomar acción de inmediato. En otros casos, nos alertan de algún problema en nuestra cuenta y nos invitan a cambiar la contraseña.

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que el remitente es quien dice ser, y en caso de duda, lo mejor es no clickar en ningún link ni facilitar datos en ningún formulario. Hay que estar atentos especialmente a pequeños detalles, porque el phising, la suplantación de identidad de empresas muy conocidas, es una amenaza en auge.

 

¿Qué dice la gente sobre la web?

A no ser que se trate de empresas sobradamente conocidas, como Amazon o similares, siempre conviene “googlear” en busca de opiniones acerca de las experiencias de otros consumidores al comprar en una web. Puede que la apariencia sea impecable, pero que las experiencias de otras personas hayan sido negativas, así que no pases por alto el buscar información sobre una web si es la primera vez que te dispones a comprar en ella.

¿Están tus dispositivos a salvo de intrusos?

Aunque tengas activado un antivirus, los robos de información pueden producirse. Si has hecho clic en algún link inadecuado o descargado un programa que contenía un troyano, todo lo que ocurra en tu equipo puede estar a la vista de otras personas. Asegurate de tener instalado un programa de spyware y activarlo regularmente.

 

¿Has sido prudente en tus transacciones offline?

Sorprende saber la cantidad de compras fraudulentas que se realizan online con los datos obtenidos, por ejemplo, en un cajero automático. Para evitar que puedan clonar tu tarjeta y obtener el pin, basta una sencilla medida de seguridad como introducirlo colocando la otra mano por encima para evitar que puedan ver tu número secreto.

 

¿Chequeas tu cuenta corriente con frecuencia?

Cuanto antes se notifique cualquier irregularidad mucho mejor, ya que el banco estará en mejores condiciones de anular la transacción. Por eso, si realizas compras online, conviene estar atento en las fechas posteriores a posibles cargos extraños que puedas detectar en tu cuenta.

 

Por: Neolo.com