Lunes 21.08.2017
Actualizado hace 10min.

Otro golpe de estado a las pymes: impiden que se elija por el voto a las autoridades de FECOBA

Con la intervención de funcionarios del Gobierno de Horacio Rodriguez Larreta y de la Casa Rosada el oficialismo impidió que se convoque a la Asamblea anual para elegir autoridades a la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires - FECOBA -. En rigor buscan expulsar a Osvaldo Cornide del gremialismo empresario y quedarse con la caja de la entidad.

 
Santilli, Macri y Larreta todos intervinieron para que no se vote en FECOBA
COMPARTÍ ESTA NOTA

El lunes pasado en la sede de FECOBA que es la misma que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa - CAME - , recientemente tomada por el oficialismo, se realizó una escandalosa asamblea de directorio para aprobar balance y poner fecha para elegir nuevas autoridades.

Entre los gritos de más de 60 personas, dirigentes de cámaras de comercio de la ciudad, sectoriales, funcionarios, empleados públicos y de la legislatura de la ciudad el oficialismo impidió que se designe una fecha cierta para elegir mediante el voto directo a la conducción de la entidad.

Entre los funcionarsio de la Inspección General de Justicia - IGJ - que convocaron legalmente a esta reunión y los abogados y escribanos provistos por CAME que asesoraban para que la misma no llegue a buen puerto. Llamó la atención una movida de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de la República Argentina - CACIPRA - que respaldaba legalmente a Osvaldo Cornide para esta nueva elección y que, intempestivamente, le retiro el poder que lo dejó fuera de juego en esta elección.

A pesar del compromiso del Presidente de la CAME Fabián Tarrío que garantizó la no injerencia en la vida interna de FECOBA, en los hechos, sucedió lo contrario. "Todavía estamos esperando los proyectos para reformar el estatuto de la CAME que impidan la reelección indefinida" indicó un dirigente pyme del interior del país y agregó "no sea cosa que hayamos cambiado un rey por otro".

Tal fue el escándalo que el funcionario de Horacio Rodriguez Larreta, el subsecretario pyme de la ciudad Martin Trubycz fue echado de la asamblea, en rigor un operador político para desplazar a Cornide y que fue en otro tiempo delfín de este. Según declaraciones de comerciantes de la ciudad, en off por miedo a represalias, "una de las tareas de Trubycz además de hacer campaña para el PRO en la ciudad es la de presionar a los centros comerciales para que voten contra Cornide, o sea, que a los comerciantes que se resistan los mande a inspeccionar con la Agencia Gubernamental de Control - AGC - ".

El problema que se sucitó para los funcionarios de CAME, de la ciudad y de Casa Rosada que quieren hacerse de la caja de $ 44 millones de pesos anuales de FECOBA es que no presentaron ni en tiempo, ni en forma ni nunca una lista de dirigentes para las elecciones.

En un comunicado FECOBA explica que incluso desde CAME quisieron prohibir el uso de las instalaciones para realizar la asamblea.

Detrás de esta jugada política para cooptar a las entidades empresariales se encuentran funcionares que responden a Diego Santilli, a Horacio Rodrgiuez Larreta y al Ministro del Interior de la Nación Rogelio Frigerio. Según declaraciones de miembros de FECOBA "El hombre que permitió que la política se entrometa en los asuntos de CAME y de sus cámaras asociadas es José Bereciartúa". El Secretario General de CAME sería quien, vía su delfín Fabián Castillo, estaría digitando la estrategia para desplazar a Osvaldo Cornide y quedarse con el último bastión de poder político y económico dentro de la entidad pyme.

"Bereciartúa tiene serias intenciones de disputar la Intendencia de Vicente López en el 2019, administrar una caja de $40 millones de pesos por mes le allanarían bastante el camino, siempre vivió de lo que cobró de la CAME" afirmó un dirigente del PRO del distrito.

Con Cornide fuera de juego la entidad queda presidida por Arturo Stabile, empresario y dirigente muy querido y respetado por los comerciantes de la ciudad y con basta trayectoria política local.

Más de 30 dirigentes de cámaras y centros comerciales de la ciudad le pidieron a IGJ que convoque de manera urgente a Asamblea General Ordinaria para elegir autoridades.

Resulta que en todas las entidades que intervino el oficialismo como en la UIA, FEBA, CAME, ADIBA y la UIPBA nunca se ejerció el voto para elegir autoridades. Es por esa razón que los comerciantes de la ciudad tienen miedo que las presiones políticas digiten a dedo al "nuevo" presidente y pierdan expresión genuina en una entidad que históricamente los representó.

En un escenario de recesión económica, caída de las ventas y cierre de comercios no tener una voz que lo exprese podría ser catastrófico para los centros comerciales porteños.