Lunes 21.08.2017
Actualizado hace 10min.

Fraga: “El que traslada la devaluación a precios pierde, se jode", autos aumentaran un 2,5%

A pesar de los esfuerzos que hacen los funcionarios oficialistas para minimizar en los medios la corrida cambiaria que disparó el dólar, y por supuesto su impacto en la inflación del mes de Julio, las grandes empresas trasladan semana a semana las oscilaciones del dólar a las listas de precios de sus productos.

 
Javier Gonzalez Fraga tuvo que ajustar las condiciones de los créditos bancarios por la inflación
COMPARTÍ ESTA NOTA

El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, participará esta tarde en Córdoba del 10° Coloquio Industrial, que organiza la Unión Industrial de Córdoba (UIC) y donde estará en discusión la competitividad argentina.

Mientras esperaba en Aeroparque, el funcionario, quien advirtió que los empresarios nacionales que aumenten sus precios por la reciente devaluación perderán mercado.

Algunos miembros del Gobierno aseguraron que el reciente aumento de casi 15% del dólar en dos meses no se va a trasladar a precios, pese a que históricamente siempre fue así. ¿Coincide con ellos?

Antes había traspaso en un contexto de laxitud monetaria. Pero ahora el Banco Central está atento y va a controlar la inflación. Estamos en ese proceso. Hay que fijarse en dos “síntomas”:

En noviembre de 2016, los empresarios dijeron que no podían pagar el bono de fin de año, y eso es porque no lo podían reflejar en sus precios. Dos años antes, daban lo que se les pedía y después aumentaban sus productos. Pero hoy empiezan a descubrir que no se puede pasar a precios sin costos recesivos.

En junio no hubo acuerdo con la suba del salario mínimo por la misma razón. Hoy, el que pasa a precios este aumento del dólar, pierde, se jode. Yo lo llamo “error empresario”: capaz alguno se salva, pero el mercado no perdona a quien lo hace. Estamos en un proceso de aprendizaje, ya sin controles de precios.

Esta tarde debatirá sobre competitividad, un tema sobre el que todos los analistas tienen distintas recetas. Más allá del tipo de cambio, ¿sobre qué se puede trabajar?

El tipo de cambio es lo menos importante, creo. La competitividad se logra bajando costos logísticos, de transporte, de infraestructura, de energía, los costos burocráticos. Y los sindicatos tienen mucho que aportar. Estoy de acuerdo con las conquistas laborales, pero si son a costa de la productividad, no sirve.

Está el caso de Vaca Muerta. (El sindicalista y senador nacional) Guillermo Pereyra se dio cuenta de que los empleados no pueden cobrar más por dormir que por trabajar. Hay que defender el salario real pero también la ocupación. Si las conquistas premian el ausentismo, no sirve. Necesitamos aumento de productividad.

También hay que entender que la inversión no es resultado de la euforia, sino de la necesidad. Venimos de 15 años de atraso tecnológico. En la época de oro no se invirtió y ahora se ve el resultado. Hay que desarmar ciertos impuestos distorsivos.

Por la escalada del dólar ya hay mucha gente que vio más complicada la posibilidad de tener su propia casa. ¿Los seguros para los créditos hipotecarios que implementaron son excepcionales o ya es una política?

Hay casi 10.000 familias que consiguieron pre-acuerdos y por diversos motivos no lo pudieron concretar. Sospechamos que es por la suba del dólar. Por eso, ampliamos la relación cuota-ingreso (de 25% a 30%) y estiramos el plazo de los créditos, de 30 a 40 años, pero es caso por caso.

Y también, de ahora en más, se les ofrecerá a los clientes un seguro de cambio, una cobertura que se basará en el mercado de futuros para mantener el monto en dólares del préstamo.

El Gobierno se esfuerza en mejorar las condiciones de acceso al crédito para la casa propia. ¿Pero se puede confiar en un país tan volátil, en el que el dólar está quieto varios meses y después sube 10% o 15% en semanas?

La experiencia internacional dice que sí. En Chile hace 30 años los inmuebles se cotizaban en dólares en un contexto de volatilidad, con inflación de 25%. Depende de lograr frenar la inflación y que cambie gradualmente la cultura. No se puede tomar atajos. (El ex ministro de Economía y actual diputado, Axel) Kicillof quiso eliminar la cotización en dólares de los departamentos y no pudo. Hay que generar confianza y estabilidad macroeconómica, que en 2019 la inflación esté debajo de 5%.

Brasil, Chile y Uruguay también tuvieron procesos inflacionarios y no están dolarizados.

Por dólar e inflación, los autos subirán hasta 2,5% en agosto

Por Francisco Martirena Auber
 

En lo que significa el primer impacto de la reciente escalada del dólar, el precio de los vehículos importados aumentará hasta 2,5% en los próximos días, en tanto que los modelos nacionales subirán en igual porcentaje por efecto de la inflación.

La información fue revelada anoche por fuentes sectoriales, y marca que la tendencia alcista en la cotización de la divisa ya muestra los primeros efectos en el mercado de bienes. "Sin dudas, que la devaluación gradual en las últimas semanas afectará el precio de los vehículos que vienen desde el exterior, como por ejemplo de Brasil, y el rango que se espera en los nuevos listados de agosto es del uno al 2,5 por ciento de subas", apuntaron las fuentes consultadas.

Con respecto a los modelos de fabricación nacional, desde las concesionarias negaron que el dólar haya tenido un efecto al menos en los listados de agosto, aunque habrá un aumento por efecto directo de la inflación, y el espectro de la suba también va del 1% al 2,5 por ciento.

Fuente: Cronista / Diario BAE