Miércoles 18.10.2017
Actualizado hace 10min.

"No hay industrias inviables, hay empresas malas o buenas" Jon Azua

Jon Azua fue uno de los que transformó el país vasco en España cuando la desocupación trepaba al 25%. Estuvo en  Buenos Aires y se entrevistó con varios ministros. Sus consejos.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Jon Azua, ingeniero de profesión, inició hace algo más de veinticinco años, la transformación industrial del país vasco en España, por entonces con una industria obsoleta y una tasa de desocupación del 25%. “El Gobierno implementó políticas activas y una estrategia de modernización e internacionalización basada en la tecnología, la innovación y el conocimiento. Esa región de España aporta hoy el 7% del PBI del país, el 90% de la industria de máquinas y herramientas y el 40% del acero, con una tasa ínfima de desocupación y es la cuarta a nivel mundial con el mejor índice de desarrollo humano”.

Azua fue contactado por el secretario de Transformación Productiva, Lucio Castro y el de Industria, Martín Etchegoyen en un viaje que realizaron junto a empresarios y la última semana vino a Buenos Aires y tuvo encuentros en todos los niveles del gobierno y en el INTI con un mensaje concreto: “No hay sectores inviables, hay empresas buenas y empresas malas”. A su lado, Castro remarcó que no hay que destruir las capacidades existentes, sino construir sobre esa base, en lo que pareció una señal a sectores industriales en dificultades, como el textil.

Aquí los otros consejos del asesor vasco:

  • Nos decían que había que abandonar la manufactura. Nosotros innovamos transformando lo que se tiene, buscando riqueza en cada cosa.
  • "Hay necesidad de una política industrial. Muchos consideran que hay que eliminarla, porque lo asocian con el proteccionismo, o los subsidios. La industria ofrece empleo formal, es una fuente de innovación y es un elemento clave de cohesión social.
  • "El Estado ayuda con reglas claras y estables, con diálogo y en centros tecnológicos que para el sector productivo es lo mismo que tener una carretera.El gobierno tiene que ayudar al principio y luego se tiene que marchar enseguida.
  • "Con la revolución tecnológica hay que reinventar el modelo de negocios. Cada país exige ahora que una parte del proceso del producto que importa se haga en su territorio.
  • "Es un cambio que obliga a pensar en las cadenas de valor y qué se hace en cada país, Los sindicatos son importantes y necesarios. En España hemos tenido buenos acuerdos y desencuentros muy importantes

Fuente: Clarin