Miércoles 22.11.2017
Actualizado hace 10min.

Antes de volar: Qué hacer y qué no en un e-commerce

Los expertos dan sus consejos para los emprendedores que están dando sus primeros pasos en la web. Que hacer y Que no para que una tienda online funcione.

 
www.makalu.com.ar es un ecommerce de ropa de montaña y outdoor. Foto: Pablo Pontoriero - Team Makalu
COMPARTÍ ESTA NOTA

Que Hacer

* No hace falta ser diseñador: Existen empresas que brindan tiendas digitales preconfiguradas que pueden customizarse. 

* Priorizar el desarrollo del e-commerce: Comprenderlo como un canal relevante en sí y no como una réplica de la versión desktop o la venta física. Para ello, es indispensable que sea responsive (adaptado al mobile) y se lo acompañe con una app.

* Garantizar una buena experiencia: Tener en cuenta que generalmente la navegación se realiza por medio de pantallas touch, mientras que en desktop se utiliza el mouse. En este sentido, las tipografías, los colores y los tamaños son fundamentales, al igual que  la facilidad del check-out y las opciones de pago. Si la página no responde acorde a lo previsto, posiblemente se pierdan visitas y, por ende, compras. 

* Pensar en un negocio integrado: Unificar el online con el offline, manejándolos a la par en pos de alcanzar mejores resultados. Algunos ejemplos para lograrlo son la promoción de la tienda online, el ofrecimiento de descuentos para la compra virtual y la preventa de una nueva colección en la plataforma digital.

* Atender las consultas: Responder en tiempo y forma a las inquietudes de los clientes. Un e-commerce posee un funcionamiento similar al de un local a la calle: se deben atender las dudas que llegan, en este caso, a través de un chat, un formulario de contacto, un correo electrónico o un número telefónico. 

* Invertir recursos: Parte del dinero contemplado deberá destinarse a acciones de marketing, (como campañas de Google AdWords o publicidad en redes sociales), la optimización del sitio y su actualización constante. 

* Realizar testeos constantemente: La técnica del embudo de ventas e indicadores básicos medidos en tiempo real con, por ejemplo, Analytics, ayudan a identificar puntos de mejora

* Estudiar la competencia: Aprender de los jugadores de clase mundial y local que lo están haciendo bien.

Que No Hacer.

* Poner limitaciones: Exponer de manera clara la oferta de productos y servicios, así como dejar que el usuario navegue libremente y no perseguirlo para que deje su mail, se registre o brinde su información personal. Antes, debe generarse la confianza para que esto ocurra.

* Ocultar información relevante: Los precios por cantidad, las promociones, los descuentos, los costos de envío, la logística y los términos de devolución deben poder encontrarse rápidamente y estar especificados para que la operación se efectúe en unos pocos pasos.

* Pedir demasiados datos: Aunque se necesita conocer a la audiencia y sus preferencias, hay que hacerlo con cuidado y evitar el pedido de información innecesaria. De modo contrario, el consumidor tiende a desconfiar y marcharse antes de concretar la compra. 

* Creer que el público llega solo: Abrir un local o un showroom no es suficiente para empezar a vender. Lo mismo sucede en la web: se requieren estrategias gratuitas o pagas para exhibir la “vidriera”, es decir, un plan de marketing para atraer a potenciales clientes. Armar una base de datos y hallar a las personas en el tiempo justo e indicado pueden ser dos soluciones.

* Disipar el tráfico: No mandar al usuario a la página principal cuando se da a conocer una campaña o una novedad. Siempre deben utilizarse las páginas de aterrizaje (landing pages) de categorías específicas, o bien, páginas que contengan una comunicación en particular. La difusión debe planificarse y los newsletters deben adaptarse al mobile. 

* Mantener publicados productos sin stock: Es fundamental que la mercadería esté actualizada en el sitio. 

* Usar imágenes poco atractivas: La fotografía lo es todo. En un comercio físico, se pueden experimentar los objetos, pero en la compra online esta opción no es viable. La foto es un dato crucial que, en muchas ocasiones, determina la compra.