Miércoles 22.11.2017
Actualizado hace 10min.

Industriales bonaerenses crean una UIPBA disidente

Fue en el lanzamiento de IPA, una entidad que agrupa a industriales bonaerenses. Reclamaron medidas urgentes para acompañar el proceso de reformas.

 
Rosato exponiendo la agenda de los industriales frente a Diputados
COMPARTÍ ESTA NOTA

El punto de partida, desde la formalidad, se realizó en el Hotel Castelar -ubicado en Avenida de Mayo al 1100, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- con la aprobación del estatuto y la designación de las autoridades. Allí se definió que el titular del Parque Industrial Los Plátanos, Daniel Rosato, será el presidente del IPA, y será secundado por el vicepresidente de la Fundación Pro Tejer y dirigente de la Unión Industrial de Quilmes, Marcos Meloni, entre otros integrantes de la Comisión Directiva.

Daniel Rosato hasta hace una semana fue Vicepresidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires - UIPBA -. Según fuentes del sector, la comisión directiva le aceptó su renuncia hace unos días a pesar de que la presentación tiene varias semanas producto de las diferencias políticas entre Rosato y el Presidente de los industriales bonaerenses Mario Gualtieri. En distintas oportunidades los reclamos más duros al respecto de la apertura de las importaciones, de la caída del mercado interno y de la industria del juicio vinieron por la línea interna que se ve reflejada en Daniel Rosato y que la acompaña tanto la Unión Industrial de Berazategui  - UIB - como la Unión Industrial de Quilmes - UIQ -. En este sentido Gualtieri, hombre de Diego Santilli, y de una clara inclinación oficialista buscó acallar estas voces que terminaron por alejarse de la institución.

Lo cierto es que esta nueva iniciativa, IPA, repite la constitución de la Mesa de Industriales Bonaerenses, mismo espíritu, mismas consignas y mismos industriales que se constituyó incluso en el mismo lugar el año pasado y que finalmente fue una herramienta que lejos de representar la agenda de las pymes se utilizó para desplazar a la conducción anterior de la UIPBA y eregir a Mario Gualtieri como Presidente, con el apoyo incluso de Techint y de Peugueot.

Los industriales de cámaras ven a esta "UIPBA disidente" conducida por Rosato - UIB-  y por Meloni - UIQ - influenciada por el  Diputado José Ignacio de Mendiguren que afirman que facilitó tras bambalinas este quiebre de la Unión Industrial Bonaerense.  A días de la elección pasada, en donde el Frente Renovador tuvo una pésima elección, el Diputado Nacional De Mendiguren ofició de anfitrión y recibió a unos 150 pymes en el Congreso de la Nación. A sala llena se trató la "agenda" de problemas pero lo que llamó la atención, en particular de los Empresarios Nacionales, de que los diputados presentes prácticamente sean del Frente Renovador,  a pesar de las promesas de pluralidad partidaria prevista en la convocatoria, con ausencias muy destacadas como la del Diputado Nacional Axel Kicillof por ejemplo. Finalmente el Diputado de Mendiguren, un industrial hasta ese momento sin base de empresarios, diseminó por las redes un video donde se veía su tarea legislativa con la estampa del logo del Frente Renovador, algo que cayó mal en el sector pyme.

Al respecto de esta movida desde la Unión Industrial Argentina - UIA - reveerán el rol de Rosato ya que es miembro titular de la junta directiva por la Provincia de Buenos Aires y del grupo que lo acompaña, varios de los cuales también ostentan cargos de la UIPBA o en la UIA, entidades que ahora a la luz de IPA no los representarían.

“Para posibilitar el avance en el proceso de cambios que propone el presidente Mauricio Macri, que es muy bueno para las empresas, necesitamos medidas inmediatas que nos permitan poder producir y vender en el mercado interno sin tener un competidor desleal. Por eso es importante  implementar medidas inteligentes para el comercio exterior porque significa preservar a la industria nacional protegiéndola a los productos que se realizan en el país. La baja de impuestos ayudará a la competitividad pero es necesaria complementarla con otras medidas”, afirmó Rosato.

El flamante presidente del IPA destacó que los costos laborales argentinos “siguen siendo altos” y señaló que “una de las cosas que tenemos solucionar es la cadena de valor porque producimos a un precio y después se duplica o triplica el costo en las góndolas”. “Hay que investigar qué sucede en los eslabones”, reclamó.

“Hagamos una tregua por seis meses en embargos, bajar intereses de la AFIP para el pago de deuda. Si no se hace, muchas empresas van a desaparecer. Tenemos que cumplir un ciclo que llevará un tiempo pero hay pymes que no pueden soportar ese tiempo”, enfatizó Rosato.

En el encuentro una empresaria, al borde del llanto, detalló las penurias por las que atraviesa su fábrica por intentar sobrevivir a los juicios laborales “injustificados”. El dueño de una pyme proveedora de productos metalmecánicos lamentó la falta acompañamiento de CAME, una de las entidades “grandes”, por casos de dumping sin solución. Otra mujer lamentó los gastos administrativos que le genera a su empresa ser agente de retención impositiva. Son tres casos que se presentaron ayer en la puesta en marcha de Industriales Pymes Argentinos (IPA), que nació con la promesa de ponerse al frente de los reclamos pero también confeccionar propuestas a partir de sus departamentos técnicos.

La flamante agrupación de pymes nacionales se realizó en el porteño Hotel Castelar, simbólico por estar a mitad de camino de la Casa Rosada y el Congreso, en donde consideran que están muchas de las respuestas a las problemáticas de las industrias argentinas. Enfrente está otro de los símbolos de las fábricas, la UIA. Sin embargo, los integrantes de la nueva conformación descartaron confrontaciones. “No es en contra de nadie sino a favor de todos”, se tituló el documento de presentación en sociedad.

Fuente: Diario BAE / Paralelo 32 / Propia