Miércoles 13.12.2017
Actualizado hace 10min.

La inflación prevista para diciembre será entre 2,5 y 3%

El ministro Juan José Aranguren dijo que las subas que rigen desde hoy agregan 1,2 punto porcentual a la inflación de diciembre.    

 
Federico Sturzenegger no puede bajar las tasas porque la inflación cede menos de lo esperado.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Ministro Aranguren dijo que los aumentos de las tarifas de luz y gas aportarán 1,2 punto porcentual a la inflación de diciembre. Sobre esta base, y otros aumentos ya vigentes desde este mes, como el caso de las prepagas, las principales consultoras estiman que la inflación de diciembre rondaría entre el 2,5 y 3%. Y la suba final de 2017 se ubicaría entre el 24/25%, entre 7 y 8 puntos por encima de la meta fijada inicialmente por el Banco Central.

Por la incidencia de la suba de gas, luz, prepagas y algún incremento en los combustibles, el economista Fausto Spotorno calculó que la inflación nacional de este mes rondará el 2,5% y en Capital y GBA un poco más, pudiendo llegar hasta el 3%. “Esos rubros impactan entre 1,5 y 1,7 puntos en el IPC de diciembre. El resto de los aumentos se explican por los incrementos habituales. También habrá un efecto en los próximos meses por la incidencia de esos incrementos tarifarios en los costos de producción”.

El economista Camilo Tiscornia estimó que este mes la suba de los precios estará en torno del 2,2% a nivel nacional y 2,7% en Capital y GBA, si no se produce un aumento adicional en los precios de los combustibles. “Es mayor el aumento en la región metropolitana por la mayor incidencia de los servicios”. En base a estas estimaciones, Tiscornia dijo que este año el IPC cerrará con 23% a nivel Nacional y 24,5% Capital y GBA. Además agregó que habrá “una inflación adicional por la incidencia de la luz y gas en las expensas y en los costos industriales, que se manifestará en los meses siguientes”.

Guido Lorenzo de la consultora ACM, dice que el IPC Nacional de diciembre “estará en torno del 2,7% en diciembre y podría ser un poco más alto en Capital y GBA, con una inflación anual del 24/25%. Y habrá que computar los efectos de “segunda ronda” en enero y febrero”.

Si se cumplen estos pronósticos, la inflación de este año se ubicará en los niveles de 2015, con tarifas más altas pero con un tipo de cambio real más bajo.

Descontando la entrada en vigencia de los aumentos ahora autorizados, días pasados el Presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, anticipó que hacia delante habrá algunos "meses delicados en materia de inflación" y que demandará otros seis meses que la inflación se aproxime al 1% mensual.

De aquí se desprende que el BCRA continuará con su política de altas tasas de interés, caso Lebac cercano al 30% anual que, entre otros efectos, lleva a costos financieros altos, con su impacto de mayores incrementos de precios y a una apreciación del peso o atraso del dólar, con su incidencia de mayores importaciones y dificultades de exportación sobre determinados sectores de la economía.

Estos números tendrán influencia en las paritarias que empiezan a negociarse a fines de marzo y abril próximos porque alejan la pretensión oficial de acordar aumentos salariales según las proyecciones del proyecto de Presupuesto 2018, de un rango inflacionario anual de 8%-12%.

Fuente: Clarin